El expiloto de F1 y corredor del Stock Car brasileño, Rubens Barrichello, ha dado el susto de la jornada al confesar que está ingresado en un hospital americano por un problema en una vena de la cabeza. No obstante, ‘Rubinho’ admitió que la situación está controlada y pronto tendrá la alta médica. 


Rubens Barrichello ha dado el susto de la semana tras publicar la pasada noche un vídeo en Instagram. Ante la multitud de comentarios preguntando por su inactividad en las redes sociales, el brasileño respondió confesando una preocupante noticia. El ex piloto de F1 y actual corredor del Stock Car brasileño estaba ingresado en un hospital de Orlando, Florida, debido a un problema en una vena de la parte trasera de la cabeza.

“Mucha gente preocupada me mandó mensajes, por eso he decidido hablar. El sábado, al despertar, me dirigí a la ducha, pero sentí un gran dolor en mi cabeza. Gracias a dios, Silvana [su esposa], estaba por allí, y llamó a un amigo nuestro médico, que después me llevó al hospital. Tuve un problema en una vena, pero estoy bien, prácticamente recuperado. Solo me están haciendo algunos chequeos, cosas habituales del hospital”, confesó Barrichello en las redes sociales para tranquilizar a sus seguidores.

Según ha podido saber el portal brasileño Grande Premio, ‘Rubinho’ parece haber sufrido un accidente vascular cerebral, del que ya estaría prácticamente recuperado. No ha precisado de una intervención cirúrgica, por lo que el paulista de 45 años debería tener una corta recuperación y no tendría que afectar en su primer compromiso del año, la carrera por parejas que inaugura el Stock Car en el circuito de Interlagos. 

Podéis ver aquí el vídeo completo que ha publicado Barrichello en su cuenta de Instagram:

https://www.instagram.com/p/BeqRjwogtbg/?taken-by=rubarrichello