El joven piloto Billy Monger, que volvió a competir esta temporada en la Formula 3 británica después de que se le amputaran las dos piernas tras un gravísimo accidente, recibió un prestigioso premio por parte de la BBC el pasado fin de semana.

El británico tenía tan sólo 18 años cuando el 16 de abril de 2017 sufrió un brutal accidente en Donington Park, dónde se estaba celebrando la segunda ronda del campeonato de Formula 4 británico. Monger impactó brutalmente contra otro monoplaza en un espeluznante choque que le mantuvo tres días en coma. Afortunadamente consiguió sobrevivir, pero se le tuvieron que amputar las dos piernas.

El caso llamó la atención de numerosas personalidades del mundo del deporte y del automovilismo en particular, y pilotos como Lewis Hamilton, Max Verstappen o Jenson Button se volcaron con el apoyo al joven. Tras un rápido periodo de recuperación, Monger expresó su firme deseo de volver a la competición. Su regreso llegó en febrero de este año, cuando se subió de nuevo por primera vez a un coche de competición en un test con el equipo Carlin.

Poco después, el equipo lo confirmó oficialmente como piloto a todos los efectos para la temporada 2018 del campeonato británico de Formula 3. Con un monoplaza adaptado, el inglés acabó tercero en su primera carrera tras la lesión en el circuito de Oulton Park impresionado a todo el mundo, incluido a él mismo. Consiguió tres podios más a lo largo de la temporada y ha acabado el campeonato en sexta posición.

Esta historia de superación fue considerada por la BBC como merecedora del premio Helen Rollason Award, que desde 1999 se entrega a los deportistas que han logrado un importante hito superando una adversidad. Lo recibió el pasado domingo en la gala BBC Sports Personality of the Year que se celebró en el Resorts World Arena de Birmingham con la presencia de 15.000 invitados. “Billy encarna lo que es este premio: superar la adversidad y triunfar gracias a una intensa lucha”, explicaba la directora de BBC Sport, Barbara Slatter.

En la ceremonia evidentemente estuvo presente toda su familia, además de los comisarios de Donington Park que le asistieron inmediatamente cuando sufrió el accidente y de los médicos que le ayudaron en todo su proceso de recuperación. “Quiero agradecer enormemente a los médicos y cirujanos que me han ayudado por que sin ellos no podría estar hoy aquí. Es un verdadero honor que estén presentes en el acto por que me salvaron la vida”, decía Monger.

El joven piloto británico también tuvo palabras de agradecimiento hacia el equipo Carlin, que apostó decididamente por él a principios de año cuando aún no se sabía si podría volver a competir al mismo nivel con un monoplaza adaptado. “Me fijé unos objetivos muy altos en mi regreso a la competición después del accidente sin Carlin Motorsport no hubiera podido lograrlos. El automovilismo es un deporte de equipo y su confianza en mi es lo que me ha permitido lograr todo esto”, afirmó el joven.

Monger recibió el premio de manos de uno de sus grandes ídolos, Lewis Hamilton, y se le vio notablemente emocionado al subir al escenario. Su historia conmocionó a todos los presentes incluido a Geraint Thomas, el ciclista galés vencedor de la presente edición del Tour de Francia y ganador del premio al deportista del año de la BBC, que al subir a recoger su premio dijo que había quedado impresionado con la historia de Billy Monger.

A sus 19 años, el joven inglés vuelve a mirar con optimismo hacia el futuro consciente de que tiene que aprovechar la segunda oportunidad que la vida, el deporte y el automovilismo le está dando.