Scuderia Ferrari Mission Winnow ha descubierto su nuevo monoplaza para la temporada 2019 de Formula 1, el SF90, en su sede de Maranello. Evidentemente, el rojo sigue siendo el color principal en el nuevo diseño aunque cambia de tono.

Después de las presentaciones de Mercedes y Red Bull Racing, la tercera parte del rompecabezas se completó con el lanzamiento de Ferrari que se ha podido seguir en directo gracias a un vídeo-streaming en su página web esta mañana desde la sede de Maranello. El equipo ha presentado la nueva dirección tras una importante renovación y la nueva alineación de pilotos a la que se ha unido Charles Leclerc.

El mismo Leclerc, junto a su nuevo compañero Sebastian Vettel, fueron los encargados de descubrir el nuevo monoplaza. En honor al 90 aniversario de la fábrica, el coche ha sido nombrado “SF90” y espera ser el que acabe con la sequía. Con el controvertido patrocinio Mission Winnow una temporada más, el diseño se modificó ligeramente hacia un tono de rojo diferente, más cercano al mate y más vivo.

El color es un poco más oscuro, parecido a la Ducati de MotoGP, que también contará con el logotipo de Mission Winnow. La presentación tuvo lugar un día después de que la unidad de potencia 2019 se ejecutara por primera vez en la pista a través de las pruebas que realizó ayer Alfa Romeo Racing en Fiorano.

Después de haber desafiado a Mercedes al inicio de la temporada 2018, Ferrari finalmente se desinfló y perdió todas sus posibilidades de luchar por el título a mitad de temporada. La fábrica trató de intervenir, pero no consiguió los resultados que esperaba. Además, los errores de Vettel complicaron aún más la vida al equipo y a él mismo.

Para 2019, el alemán no solo tendrá como rival a Lewis Hamilton en la pista, sino también a Charles Leclerc dentro de su propio box. El monegasco está considerado uno de los mejores pilotos jóvenes y tiene mucha ambición. Su llegada por la vía rápida a Ferrari no ha hecho más que aumentar estas expectativas.