Mercedes dio a conocer el diseño de su nuevo coche para la temporada 2019 en un shakedown realizado en Silverstone en el que Valtteri Bottas y Lewis Hamilton pilotaron por primera vez el nuevo W10.

Tras ganar el quinto título mundial de forma consecutiva en 2018, Mercedes buscará lograr su sexto campeonato de constructores en 2019. Hamilton también intentará revalidar su título de pilotos, mientras que Bottas tendrá el objetivo de mejorar los resultados de la temporada pasada.

A pocos días de que comiencen los test de pretemporada oficiales en el Circuit de Barcelona-Catalunya, Mercedes reveló el diseño de su nuevo monoplaza para la temporada 2019. La escudería alemana completó un shakedown en el circuito de Silverstone con Hamilton y Bottas conduciendo por primera vez el W10 de esta temporada.

Desde la fábrica de Mercedes han estado intentando amagar el diseño del nuevo monoplaza durante toda la semana pasada. Se especuló con que podrían introducir el mismo esquema de color que usaron para probar sus automóviles de carretera, pero finalmente revelaron un diseño similar al de la temporada pasada con la carrocería plateada con detalles negros y verdes.

Prácticamente no se aprecian cambios respecto a la temporada pasada, pero el diseño es todavía más parecido al de los Mercedes que llevaron Michael Schumacher y Nico Rosberg en las temporadas 2011 y 2012 y al primero que condució Lewis Hamilton junto a Rosberg en 2013. El patrón de colores es absolutamente continuista con la tradición del equipo.

Tras haber superado con nota el duro desafío al que les sometió Ferrari en 2018, Mercedes espera seguir dominando el campeonato con este nuevo coche. Los alemanes saben que Ferrari volverá a reinventarse con el objetivo de darle la vuelta a la situación, pero están convencidos de que podrán mantenerse un año más en la cima.