El piloto qatarí de Mini gana la etapa por delante del Toyota de De Villiers y de su compañero de equipo Nani Roma después de recorrer los 318km de especial en territorio chileno.

 

El qatarí Nasser Al-Attiyah continua dominando el Rally Dakar. Esta vez por la mínima delante de un Giniel De Villiers muy fuerte que le ha disputado la etapa hasta el último momento. Finalmente el piloto de Mini se ha impuesto con un margen de 37 segundos sobre el sudafricano de Toyota.

Nasser ha comentado: “Hemos hecho un buen trabajo y bueno, contento por haber ganado la etapa. En las dunas hemos atacado, pero el resto del tiempo hemos sido prudentes porque el terreno de hoy iba muy bien para los Buggys. ¡Ni siquiera he sudado! Hemos disfrutado mucho de la etapa y, sobre todo, tenemos claro el objetivo. Ahí seguimos sin perder la concentración. Mañana llega la etapa maratón, pero la primera parte no es muy larga de camino a Bolivia. Tampoco pasa nada por abrir pista mañana. En el peor de los casos, siempre podremos asegurarnos una buena posición para la salida del segundo día, donde ya sí que habrá más dunas en los últimos kilómetros”.

En tercera posición entraba el piloto catalán y compañero de Nasser, Nani Roma, que después de la mala suerte en la primera prueba del Rally está consiguiendo recuperarse y establecer buenos resultados etapa tras etapa. Finalmente ha terminado entrando a 1.24 de su compañero de equipo. Por detrás suyo entraban el americano Robby Gordon a 1.45 y el argentino Terranova a 5.48.

“Me ha costado un poco pasar a Ho?owczyc porque había mucho polvo. He estado bastante en su estela. El tiempo ha sido muy bueno, contento con el ritmo. Contento y sorprendido, porque pensaba que había perdido más tiempo con los de delante. Ayer hice una buena etapa también, pero a 20 km pinché tres veces. Nos da un poco de miedo la altura, porque saldremos de Iquique a 0 metros y en 200 kilómetros estaremos a 4000. La etapa maratón de mañana va a ser dura, pero muy motivante.” Declaraba Nani Roma después de la etapa.

Tal como avanzamos en la etapa de ayer, el español Carlos Sainz tuvo problemas con el turbo de su Peugeot. Finalmente a 20km de llegar a meta sufrió un fuerte accidente al chocar contra una gran roca. Esto provocó que su Peugeot quedase destrozado y tanto él como su copiloto Lucas Cruz no pudiesen hacer nada para repararlo y abandonar la etapa y el Rally Dakar 2015.

Mañana nos espera la primera etapa maratón para la categoría de coches que empezará en Iquique y terminará en Uyuni y que tendrá 321km de especial.