Lewis Hamilton vence en el regreso de la F1 a Turquía tras una carrera espectacular con la que sella su 7º título igualando al ‘Káiser’, Michael Schumacher. Pérez y Vettel completan un loco podio en una carrera marcada por la lluvia y el baile de neumáticos.

La F1 se define por carreras así, en las que la lluvia y las inclemencias del tiempo hacen presencia y sacan a la palestra los talentos más interiores de los pilotos, algo que nos ha demostrado -por si hacía falta-, que Hamilton es un piloto que será estudiado y recordado por los siglos de los siglos en los libros de historia del automovilismo.

Tras una salida caótica, el británico ha ido escalando posiciones hasta alcanzar un liderato que desperdició Stroll tras una gran salida y un esperanzador primer stint, algo que ha dinamitado en su transición al intermedio, momento que ha perdido toda opción de luchar con el grupo de cabeza.

Ferrari, mejor actuación conjunta de la temporada y Vettel en el podio un año después, tras una gran e inteligente salida y una carrera de supervivencia y gestión que, sumado a una afortunada última vuelta, le han servido para maquillar una temporada francamente complicada para el tetracampeón mundial. Leclerc, que estaba segundo a falta de tres curvas, ha cometido un error que le ha dejado cuarto finalmente.

Carlos Sainz, que podría ser perfectamente piloto del día, ha consumado una gran remontada -10 puestos-, rozando el podio tras el caos final entre Pérez y los Ferrari. El piloto madrileño ha mostrado una gran solidez y regularidad en todas las tandas y compuestos, algo que le ha permitido escalar paulatinamente y ayudar a McLaren a superar a Renault en una apretada clasificación por la tercera posición de Constructores.

Mala carrera para Verstappen, que tenía todos los números para ganar, tras una mala salida y un recital de trompos que le han dejado muy lejos de cabeza, pilotando frustrado y con una gran oportunidad de vencer. El téorico rival de Hamilton, Valtteri Bottas, ha tenido una carrera para el olvido en un elenco de errores y trompos.