La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) han dado el visto bueno a los cambios realizados durante el mes de enero en la curva 10 del Circuit de Barcelona-Catalunya.

Por fin el Circuit de Barcelona-Catalunya tiene la aprobación de la modificación de la curva 10. Tanto la FIA como la FIM dieron este lunes el visto bueno a los cambios realizados en el Circuit de Barcelona-Catalunya durante el pasado mes de enero para homologar la pista de cara a la temporada 2021. Stuart Robertson y Franco Uncini, los representantes de las respectivas federaciones, visitaron el trazado y se sintieron satisfechos con las acciones llevadas a cabo por la organización del Circuit.

https://twitter.com/Circuitcat_es/status/1358351491938009088?s=20

Muchos pilotos se quejaron en el pasado por la peligrosidad de la curva 10 del circuito. De hecho, uno de los últimos incidentes destacables se produjo en el #CatalanGP de MotoGP de 2019, donde Jorge Lorenzo perdió el control de la moto y se llevó por delante a Maverick Viñales, Valentino Rossi y Andrea Dovizioso. El mallorquín declaró su desacuerdo con la variante en más de una ocasión. Es por eso que el Circuit de Barcelona-Catalunya decidió llevar a cabo una reconstrucción de la curva 10, para garantizar la seguridad de todos los pilotos de la gran variedad de competiciones que alberga el trazado.

Ambos responsables de las dos organizaciones han agradecido las actuaciones llevadas a cabo y han felicitado al Circuit por el trabajo realizado, que busca un equilibrio entre las dos disciplinas del motor, garantizando siempre la máxima seguridad para todos los participantes. Además de los cambios realizados en la curva 10, también se han llevado a cabo diferentes actuaciones más pequeñas, así como la modificación del piano de la curva 13. Todo cumpliendo con las directrices y requisitos de la FIA.

https://twitter.com/Circuitcat_es/status/1356275095589806080?s=20