Mick Schumacher ha reconocido a declaraciones a BBC 5 Live que su padre Michael ha tenido una gran influencia en su carrera automovilística. Mick actualmente compite en el Campeonato de Fórmula 3 europea de la FIA.

Siguiendo los pasos de su padre hizo unos años atrás, Mick se está preparando para competir en la Fórmula 1 en los próximos años para recuperar el nombre de ‘Schumacher’ en el paddock. La última vez que el apellido Schumacher caminaba por el ‘paddock’ fue en 2012 cuando Michael hizo su vuelta a Mercedes.

Schumacher Jr considera la influencia de su padre como una gran motivación en su carrera hasta ahora. “Él [Michael] ha tenido una gran influencia“, dijo a BBC 5Live. “Es mi ídolo y estoy siguiendo todo lo que hizo“.

Tuvo un papel muy importante en cómo estoy pilotando ahora. Por lo tanto, estoy muy feliz por eso”. Su paso por la F3 europea ha sido bastante modesto, pero en los últimos tres fines de semana, ha obtenido tres victorias y dos poles para finalmente poder desafiar a los favoritos.

Terminó 11° el año pasado en la general y fue el tercer mejor ‘rookie’. Este año ha sido un inicio algo lento para el alemán, pero se ha recuperado para estar cuarto en la clasificación con 186 puntos, el segundo piloto de Prema en el Top 4.

Aún no ha ganado un título de monoplazas, pero estuvo cerca de obtener la victoria en la F4 italiana y en la F4 alemana en la temporada 2016, cuando acabó segundo en sendas competiciones.

Su objetivo es entrar a la F1, pero antes de dar el salto al Gran Circo, está dando pasos de gigante hacia su próxima parada, la Fórmula 2. Mientras tanto, el año pasado tuvo la oportunidad de conducir el Benetton B194 que pilotó su padre en 1994 en Spa- Francorchamps.

El alemán recordó el momento de subirse al monoplaza, ponerse el casco y empezar a pilotarlo como una experiencia inolvidable: “Fue un día muy emotivo para todo el mundo el hecho de ver el monoplaza de 1994 de vuelta al circuito después de tanto tiempo. Fue una pena que fuera tan corto. Me hubiera gustado hacer algunas vueltas más”.

El estado actual de su padre es algo que interesa a todo aficionado de este deporte, pero la familia tuvo claro desde primer momento que la vida privada era la vida privada y Mick se siente feliz de que no haber mediatizado la situación de su padre le haya ayudado a no ser conocido por ser hijo de. “Estoy contento de no ser reconocido. Soy libre, si voy a la ciudad donde nadie sabe quién soy. Supongo que, por lo tanto, hemos hecho un buen trabajo en todo y mantener esa vida privada realmente privada”, dijo.