El doble campeón del mundo de Formula 1, Fernando Alonso, ha cerrado un acuerdo con McLaren Racing para continuar vinculado a la escudería como embajador. El nuevo contrato que ha firmado el piloto español incluye también su participación como piloto de pruebas para desarrollar los coches de 2019 y 2020.

Después de varias temporadas con actuaciones decepcionantes debido a diferentes problemas con los coches, Alonso decidió dar un paso al lado y retirarse de la Formula 1 al final de la temporada 2018. Sin embargo, el asturiano no quiso considerarlo un retiro ya que tiene la intención de volver algún día no sólo para ganar carreras sino también para volver a optar a ganar el título mundial.

Por ahora, Alonso está centrado en las carreras de resistencia, especialmente en el Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC), además de prepararse para las 500 Millas de Indianapólis de 2019, donde competirá con McLaren con un coche con motor Chevrolet. Su objetivo es nada menos que conseguir la Triple Corona del automovilismo.

Alonso visitó los test de pretemporada que se están celebrando estos días en el Circuit de Barcelona-Catalunya ayer martes en la primera jornada de la segunda semana de pruebas precisamente el día en el que Lando Norris encabezó la clasificación. El español también está siguiendo hoy la segunda jornada desde el Circuit en la que está brillando su compatriota Carlos Sainz.

Mientras tanto, McLaren le ha otorgado a Alonso un papel oficial en el equipo donde se convierte en el embajador del equipo. Además, el español asesorará a los conductores e ingenieros del equipo, mientras que también se espera que conduzca el MCL34 y el MCL35 en las pruebas seleccionadas.

Como parte de la vinculación, Fernando se mantendrá involucrado en las actividades de McLaren Racing, ayudando a asesorar a los pilotos e ingenieros del equipo. También pilotará en algunos test seleccionados para respaldar en el desarrollo de MCL34 y MCL35 para 2020“, explica el comunicado de McLaren.

Alonso celebra continuar ligado a la escudería de Woking. “Convertirse en embajador de McLaren es un verdadero honor. Es un equipo especial para mí y, a pesar de los desafíos que hemos soportado recientemente, sigue siendo así. Antes de dejar de competir en Fórmula 1 el año pasado, ya dije que quería seguir vinculado a McLaren durante mucho tiempo” declaró el piloto asturiano.

Tenemos las 500 Millas de Indianápolis en mayo, que espero con ansiedad, pero esto es solo el comienzo de muchas cosas que podemos hacer juntos. Me apasiona especialmente la formación de jóvenes talentos, ya sea con mi propio equipo o ayudando a la nueva generación de pilotos de Fórmula 1 en McLaren a descubrir su verdadero potencial. Esto es importante tanto para el equipo como para mí mismo, por lo que será una parte especialmente gratificante de mi rol“.

El jefe del equipo, Zak Brown, también se mostró satisfecho por el acuerdo al que han llegado con Alonso. “Fernando forma parte de la familia McLaren. Ha encontrado su lugar y continuará escribiendo capítulos de la historia de McLaren, por lo que es un placer que formalicemos su condición de embajador, uniéndose a otro doble campeón como Mika Hakkinen”.

Para cualquier equipo de competición, tener a alguien con el talento de Fernando al lado como apoyo con toda su gran experiencia es de gran valor. Sus puntos de vista y su perspectiva serán bienvenidos tanto por nuestros pilotos como por nuestros ingenieros. Además sigue siendo un personaje que por su carácter tiene mucho atractivo para nuestros patrocinadores y aficionados“, añadió Brown.