Dorna comunicó hace unos días que la MotoGP podría parar el próximo 2019 en México, más concretamente en el Autódromo Hermanos Rodríguez. El problema es que los pilotos creen que es demasiado difícil evaluar el circuito a través de mapas e imágenes, es por eso que han propuesto hacer unos test para poder rodar en pista y tener al menos una idea firme de lo que es el circuito y poderlo afrontar con máximas garantías el fin de semana de GP.

El Autódromo Hermanos Rodríguez volvió al calendario de la Fórmula 1 en 2015, desde entonces se ha proclamado como uno de los circuitos con más éxitos de la temporada. Con 4.304 km, el trazado podría estar homologado para albergar el GP de México de MotoGP.

La comisión de seguridad de la categoría, en la que trabajan Loris Capirossi, Franco Uncini y Carmelo Ezpeleta, se reunió con los pilotos para discutir la posibilidad de hacer una carrera en el trazado Mexicano en lugar del KymiRing.

El circuito finlandés puede no estar listo para el inicio de campaña del 2019 y en esa discusión salió el nombre del circuito de los Hermanos Rodríguez. El conjunto de pilotos cree que, aunque puede ser una buena idea, es difícil hacerse con la imagen de lo que podría ser un GP allí sin haber pisado el asfalto.

Es por eso que se propuso hacer un test de MotoGP allí para ver como se comportaría la moto. Marc Márquez lo comentaba a los medios: “La primera vez que salió el nombre de México fue en la última comisión de seguridad y la verdad es que sería interesante, pero es muy difícil para los pilotos entender el trazado solo con imágenes“.

El gran problema es la seguridad, es lo que importa a la comisión y a los pilotos. Es por eso que la idea es mandar a unos expertos para analizar la realidad del trazado y si realmente es seguro a nivel de escapatorias, hacer el test y posteriormente cerrar el trato para tener el GP de México de MotoGP para la próxima temporada.