A poco menos de dos semanas del inicio de su quinta temporada, la Formula E ha revelado más detalles del innovador “Modo ataque” que se va a introducir en los monoplazas y que va a aumentar las opciones estratégicas de los pilotos durante las carreras.

Según ha anunciado la FIA en las últimas horas, los nuevos coches Gen2 de la serie para la temporada que empezará el próximo 15 de diciembre en Riyadh Street Circuit de Arabia Saudita van a permitir muchas más variables estratégicas. El objetivo es que las carreras sean mucho más abiertas y que todos los participantes puedan luchar por el podio.

Por una parte, harán que los pilotos puedan completar la distancia completa de la carrera sin tener que pasar por boxes a cambiar de monoplaza como sucedía hasta la pasada temporada. Pese a que los coches también serán más potentes, se utilizarán diferentes modos de entrega de potencia para administrar de manera eficiente la vida útil de la batería en 45 minutos (+1 vuelta).

Además, los pilotos tendrán la posibilidad de acceder al nuevo “Modo Ataque” en cualquier momento de la carrera a partir de la segunda vuelta. Esta opción, similar al ya conocido DRS de la Formula 1, aumentará temporalmente los niveles de potencia del modo de carrera estándar fijados en 200 kW hasta los 225 kW durante un corto período de tiempo, lo que favorecerá las maniobras de adelantamiento y, en general, al espectáculo.

El “Modo Ataque” se va a poder utilizar con el período de tiempo preciso y la cantidad de activaciones que determinará la FIA en función del diseño y la configuración de cada circuito. Para ponerlo en marcha, los pilotos tendrán que estar dentro de alguna de las zonas de activación definidas previamente.

El piloto deberá anticiparse y cargar el “Modo Ataque” en su volante cuando se esté aproximando a la zona de activación. Después, deberá maniobrar a través de tres sensores de tiempo para recibir energía instantánea y aprovecharla para poder superar al piloto que tengan delante o bien para defender la posición ante un ataque.

Para ayudar a los aficionados a poder identificar el momento en que los pilotos usen el “Modo Ataque”, las retransmisiones televisivas de la Fórmula E informarán en directo de su activación. Además, las luces fluorescentes que adornan el halo de cada piloto cambiaran a color azul eléctrico cuando el “Modo Ataque” está activado.