Fernando Alonso Díaz, 37 años, piloto de Fórmula 1. ‘Magic’ es uno de los pilotos más importantes en el mundo del automovilismo de élite. Todo el mundo le conoce. Genera amor y odio por partes iguales.

Nacido en Oviedo un 29 de julio de 1981, Fernando Alonso comenzó en el mundo de las cuatro ruedas con un kart que era para su hermana, pero que lo adaptaron para el pequeño. Causando sensación desde pequeño en el Karting, Adrián Campos confía en él y le ficha en 1999 para ser el sustituto de Marc Gené en la Euro Open by Nissan.

Tras otro viaje a la Fórmula 3000, en 2001 Fernando Alonso dio el salto a la F1 con el equipo Minardi, donde debutó y alzó la ilusión de todos los españoles que querían ver a un piloto nacional en lo más alto del podio de la máxima categoría en el automovilismo.

De Minardi pasó a Renault, escudería donde pasó sus mejores años como profesional ganando dos títulos mundiales. McLaren se interesó por el asturiano y le contrató para hacer dupla con un joven y desconocido británico llamado Lewis Hamilton. Los problemas con el equipo le llevaron a una temporada más con un Renault venido a menos. No fue más que un año de transición y es que se hacía oficial que Ferrari le quería. Fernando Alonso fichó en 2010 con el ‘Cavalino Rampante’ y allí estuvo cuatro años, dos de ellos luchando por el tercer mundial.

Tras un nefasto 2014, el asturiano prueba suerte en una nueva aventura de McLaren con Honda en la F1. La imagen de Ayrton Senna estaba muy presente en la mente de Fernando. Cambiar de aires para volver a ganar. Por desgracia, el tiro le salía por la culata y ahora se encuentra al final de su carrera en F1 con un McLaren que deja frases como el ‘GP2 Engine‘.

El futuro es incierto, la bibliografía es clara. Fernando Alonso es una de las estrellas de la F1 en la primera década del nuevo milenio. Ha disputado 313 carreras de las cuales ha ganado 32. Ha sumado 97 podios, 22 poles y 23 vueltas rápidas. Números de auténtico ‘crack’ que deja momentos para el recuerdo. Desde Formularapida.net hemos escogido los tres mejores y los tres peores momentos de Fernando Alonso en la F1.

3 MEJORES MOMENTOS DE ALONSO EN F1

  1. Hungría, circuito de Hungaroring, 24 de agosto de 2003. Fernando Alonso llegaba en una temporada con un monoplaza con poco motor, pero muy competitivo. Comenzaban los entrenamientos libres y el Renault ya sentaba las bases de lo que sería un fin de semana estelar. Marcaba la vuelta rápida el sábado y salía desde la ‘pole position’ el domingo. Dominio aplastante del asturiano que salía muy bien y no recibía ningún ataque de Webber y Raikkonen que estaban en la segunda y tercera posición. Tras dos paradas, Alonso cruzaría la bandera de cuadros con 16” de ventaja sobre el finlandés. Primera victoria de Alonso que empezaba a ser leyenda del automovilismo convirtiéndose en el piloto más joven en lograr una victoria.

2. 2005 y 2006 sin duda fueron los mejores años de un joven Fernando Alonso que ya era leyenda de la F1. El Renault era una máquina bien engrasada que luchaba con un McLaren y un Ferrari con mucha potencia, pero poco control. Fueron las temporadas del ganar con cabeza, estar tranquilo, hacer podios y sumar puntos. Ni Michael Schumacher y Kimi Raikkonen pudieron con la solvencia del asturiano que se hizo con dos mundiales en el Gran Premio de Brasil. Allí donde nació Ayrton Senna, la nueva estrella de la F1 se coronaba.

3. Le Mans fue la válvula de escape de un Fernando Alonso quemado por su propio monoplaza. Un McLaren que solo le ha dado malos recuerdos también le habría la puerta a competir en el Mundial de Resistencia con el Toyota Gazoo Racing. Junto a Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima, Fernando Alonso se hacía con las 24h de Le Mans y daba un paso más hacia la triple corona del automovilismo. El asturiano superaba a sus compañeros de equipo por dos vueltas y se hacía con uno de los mayores resultados de su carrera deportiva.

TOYOTA GAZOO Racing.
Le Mans 24 Hours Test, 1st to 3rd June 2018
Circuit de la Sarthe, Le Mans, France.

3 PEORES MOMENTOS DE ALONSO EN F1

  1. 2007 fue el año más frustrante del dos veces campeón del mundo de Fórmula 1. Fernando Alonso llegaba a McLaren con un coche preparado para ser campeón, pero la escudería de Woking tenía a una joven promesa en el tintero, Lewis Hamilton. El piloto británico era la apuesta personal de Ron Dennis, cosa que Alonso no aceptó porque él llegaba con la bandera de campeón y de líder del equipo. Tras muchos piques dentro y fuera de la pista, todo llegó al clímax de tensión en el GP de Hungría cuando Alonso detuvo a Hamilton en boxes para hacerse con la vuelta rápida. McLaren, Dennis, Hamilton y toda la prensa inglesa crucificaron al asturiano que quería coger las maletas e irse hacia otro lugar que acabó siendo Renault. 
  2. El Crashgate de Singapur 2008 es uno de los episodios más negros del asturiano. Alonso devolvía a Renault a la senda de la victoria dos años después tras una estrategia polémica. El piloto español paró a boxes antes de lo esperado y al salir, Nelsinho Piquet se iba curiosamente contra el muro. Por aquel entonces, el reglamento no permitía entrar a boxes con el coche de seguridad en pista, así que Alonso acortó distancias y se hacía con la primera posición. Esa carrera la acabaría ganando y no sería hasta 2009 cuando el brasileño denunció que el equipo le pidió que se fuera al muro y provocase el ‘safety car’. Flavio Briatore quedaba expulsado del gran circo y Alonso tendría la sombra de las dudas sobre su imagen. 
  3. El sueño roto en Abu Dabi de un piloto que merecía ser campeón del mundo por tercera vez. Tras el fracaso en su primera andadura en McLaren, Ferrari entraba por la puerta grande y fichaba a Alonso para volver a ver a ‘Magic’ ganar un campeonato. El asturiano empezó una temporada flamante ganando la primera carrera en Barhéin. El Ferrari era bueno, pero se fue desinflando frente a un Red Bull con Webber y Vettel que cogía fuerzas. Todo se iba a decidir en la última carrera en el nuevo trazado de Yas Marina. A Alonso le valía con ser cuarto para defender la posición frente a un Webber que estaba segundo en el mundial. Vettel salía desde la ‘pole position’, pero el alemán parecía no ser demasiada amenaza. El asturiano salía tercero, pero en la primera vuelta perdía posición frente a Button y se colocaba cuarto. La posición justa para ser campeón, pero un error de estrategia de la ‘scuderia’ mandaba a Alonso a cubrir la posición con Webber dejando olvidado a Vettel en la primera posición. Alonso quedaba por detrás del Renault de Vitaly Petrov. El ruso hizo la carrera de su vida y frenó durante todo el GP a un Fernando Alonso que veía como la escudería que le hacía campeón en 2005 y 2006 le quitaba su tercer mundial. Red Bull fue el más pillo de la clase y le robó la cartera a Ferrari que se dormía en los laureles y acabaron acordándose de la ‘santa madonna’.