El mundo del automovilismo es extremadamente peligroso, los pilotos lo saben, pero las tecnologías avanzan de tal manera, para que los pilotos se sientan más seguros cada vez que se suben a un monoplaza.

Es lo que ha dicho Felipe Massa por Twitter recientemente. En primer lugar, hace unas semanas Robert Wickens, piloto de la IndyCar, sufrió un gran accidente durante los 500 Millas de Pocono, en el cual sufrió lesiones en el brazo, espalda, piernas, pies y contusiones pulmonares y ha tenido que ser intervenido en varias ocasiones.

Y, en segundo lugar, el accidente del pasado fin de semana en Bélgica, donde podemos decir con total seguridad que el Halo salvó la vida a Charles Leclerc, ya que la rueda del monoplaza del McLaren de Fernando Alonso impactó contra este dispositivo de seguridad del Alfa Romeo Sauber.

Massa también sufrió un accidente durante el Gran Premio de Hungría en 2009 producido por una pieza que se desprendió del Brawn GP de Rubens Barrichello. El brasileño alabó por Twitter el trabajo que ha hecho la Fórmula Uno estos últimos años para aumentar la seguridad, mientras que la IndyCar no toma esas decisiones.

“Cuando ves todos los accidentes que ocurren en F1 e IndyCar en los últimos años, podemos decir que F1 siempre trata de mejorar, con el HALO, Track Changesm, vehículo de seguridad virtual, la seguridad e IndyCar no está haciendo demasiado”, decía Massa a través de la red social.

“Es increíble ver un circuito como Pocono, una velocidad promedio de 360 ​​km y ver las paredes más bajas así, con las vallas, ¡tan peligrosas para la seguridad! Lamento decirlo, pero deben buscar la seguridad de los conductores”, continuaba.

Hubo respuesta a esto tweet, concretamente de Graham Ranal, piloto de la IndyCar y que ha logrado seis victorias y 26 podios. Es un poco más fácil hacer las cosas cuando su presupuesto es de 100 millones de dólares al año, cada año se fabrican chasis nuevos en la casa y otros. La IndyCar está trabajando duro, el nuevo parabrisas no solo funcionará tan bien, sino que será mucho más estético”, decía el estadounidense.

“Para las carreras ovaladas necesitas vistas 100% despejadas, el halo no nos las proporcionaría. También tenga en cuenta que las áreas abiertas frontales aún permitirían que ingresen los restos en la cabina, y que el parabrisas nuevo no lo hará”, respondiendo así a Massa.

A pesar de todo esto, Jay Frye, el jefe de competición de la Indy dijo que todos los dispositivos de seguridad a bordo del coche de Wickens habían funcionado correctamente, pero que siguen investigando para mejorar la seguridad en la competición.