McLaren ha confirmado que Fernando Alonso volverá a correr las 500 Millas de Indianápolis el año que viene con su escudería. El piloto español quiere hacer historia y conseguir una victoria que le permita completar su Triple Corona.

La edición 103 de la legendaria carrera del Indianapolis Motor Speedway va a volver a contar con Fernando Alonso como uno de los reclamos principales. Tras un desastroso final de temporada en la Formula 1 él y su equipo anunciaron antes del Gran Premio de Brasil de Formula 1 del pasado fin de semana que estarán en la parrilla de salida de la Indy 500 el domingo 26 de mayo de 2019.

El asturiano, que dejará la Formula 1 al final de esta temporada, se mostró muy ilusionado por el nuevo reto. “Hace tiempo que dejé clara mi intención de conseguir la Triple Corona. En 2017 tuve una increíble experiencia en Indianápolis y sentía en mi corazón que tenía que volver. Estoy contento por tener la oportunidad de hacerlo con McLaren. Esta fue siempre mi primera opción”, va declarar Alonso.

Alonso guarda un buen recuerdo de su primera y única participación en 2017 pese a que no pudo terminar la carrera. Abandonó cuando marchaba en novena posición, situado como mejor rookie, y se quedó con una espina clavada. “Es una carrera difícil y nos tenemos que enfrentar a los mejores especialistas, por lo que será un gran desafío. Pero por eso somos pilotos y por eso competimos”, añadía.

Las 500 millas de Indianápolis es la única victoria que le falta a Alonso para completar su particular Triple Corona. Ganó dos títulos de Formula 1 con Renault, en 2005 y 2006, además del Gran Premio de Mónaco de 2006, y a principios de esta temporada se hizo con el triunfo en las 24 horas de Le Mans con el equipo Toyota Gazoo Racing junto a Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima.

El equipo McLaren de la Indy 500 no va a contar en 2019 con la colaboración de Andretti como en 2017 y correrá bajo la marca ‘McLaren Racing’. Después del enfrentamiento del año pasado con Honda, es poco probable que el fabricante japonés sea el proveedor de motores del equipo. La opción de Chevrolet parece ahora mismo la más viable para alcanzar un acuerdo. Todo dependerá de si finalmente el equipo McLaren vuelve a correr la temporada completa de la IndyCar o sólo la Indy 500.

El CEO de McLaren, Jak Brown, no quiso dar más detalles sobre esta cuestión: “Estamos disfrutando nuestro regreso al Brickyard y a esta increíble carrera. McLaren tiene una larga e intensa relación con las 500 Millas de Indianápolis y tenemos un asunto pendiente allí con Fernando. La Indy 500 no es un paseo, es un gran desafío. Le tenemos un gran respeto a la carrera y a nuestros rivales. No queremos hacernos falsas ilusiones, pero somos competidores y con Fernando vamos a por todas.”