Sebastien Ogier y Julien Ingrassia se han coronado esta tarde como campeones de la temporada 2018 del World Rally Championship tras la victoria de Latvala en el Rally de Australia.

El Rally de Australia comenzaba con mal pie para los dos candidatos al título mundial, Ogier y Thierry Neuville. Tanto el piloto del Ford Fiesta como el del Hyundai i20 comenzaban fuera del TOP5 y se veían con la obligación de remontar.

Neuville daba el primer paso al frente poniendose en cabeza hasta que en el SS6 sufría un pinchazo en la trasera izquierda y se comía la ‘chicanne’. El piloto perdía tiempo y posiciones a marchas forzadas, y aunque se hacía con la victoria en el SS5, el belga no pasaba de la 10ª posición al final del viernes.

Al mismo tiempo, Ogier apretaba y subía el ritmo, pero no superaba la séptima posicón de la general tras una victoria en el SS7. El otro nombre propio era Mads Ostberg y Torstein Eriksen que con el Citroen se mantenían en las posiciones de cabeza y ganaban un gran SS3 con Craig Breen y Scott Martin en la segunda posición.

Breen también se hacía con el SS6, pero las cosas cambiarían el sábado con una gran remontada de los Toyota. Ott Tanak y Martin Jarveoja dinamitaban la clasificación y superaban a Latvala y Anttila al final del día.

Tanak tuvo un más que decente viernes tras acabar quinto en la general con las victorias del SS4 y el SS8, mientras Latvala era tercero con la victoria en el SS2. El estonio dominó la jornada del sábado con victorias en el SS10, SS11, SS12, SS14, SS16 y SS17 y se ponía en cabeza.

Tanto Ostberg como Breen tuvieron una jornada difícil, sobretodo para el segundo que trompeaba y caía hasta la 10ª posición. Ogier mantuvo el ritmo y se hizo con la sexta plaza, mientras Neuville no lograba más que una victoria en el SS18.

Tras unas jornadas de sábado y domingo más que apretadas, el Rally de Australia acababa con Jari-Matti Latvala en primera posición con 2h59’52, seguido de un superlativo Hayden Paddon a +32” y Mads Ostberg en la tercera posición. Esapekka Lappi era 4º y el campeón del mundo, Sebastien Ogier en la quinta plaza a más de dos minutos.

Mal fin de semana para el francés que aún así se deshacía de Thierry Neuville en la lucha por el mundial. Ogier se hacía con el oro con 219 puntos, mientras Neuville era segundo. Ott Tanak acababa el campeonato tercero con 181 puntos, justo por delante de Latvala y Dani Sordo.

En el campeonato de marcas, Toyota superaba a Hyundai por 27 puntos. M-Sport Ford se quedaba con la tercera plaza y Citroen no superaba la cuarta posición.

Con el Rally de Australia, el WRC cerraba uno de los campeonatos más interesantes de los últimos años.