Mark Webber, Brendon Hartley y Timo Bernhard son los nuevos campeones del FIA WEC después de acabar quintos en una carrera donde han sufrido desde el principio. La victoria fue para el Porsche #18 por delante del Audi #7 y el Toyota #2.


 

En la salida Timo Bernhard mantuvo la primera posición, seguido de su compañero de equipo Romain Dumas y de los dos Audi, quienes intercambiaron posiciones en la segunda vuelta, con el #8 al frente.

En LMP2 Nick Tandy hizo una muy buena salida, colocándose líder con los dos Ligier de G-Drive detrás. En GTE, Vilander pudo mantener la primera posición, tras el rodaba el Porsche #92 y los 3 Aston Martin.

En los compases iniciales vivimos intensas luchas en todas las categorías. Di Grassi en el Audi #8 superó al Porsche #17 para colocarse segundo. Mientras, en GTE Pro vimos una bonita lucha entre los 3 Aston Martin que acabó cuando el #99 tuvo que entrar a boxes a cumplir una penalización de 3 minutos por exceder el número de juegos de neumáticos permitidos.

Pasados 20 minutos desde el inicio de la carrera, Patrick Pilet se colocó líder de GTE Pro tras superar a Toni Vilander en el Ferrari #51.

Diez minutos más tarde, el Porsche #17 empezó a rodar lento y lo tuvieron que meter en el garaje, donde le desmontaron la cubierta motor para intentar solucionar el problema. Esto dejaba al Audi #8 como nuevo líder de la carrera, y al otro Audi, el #7, con opciones de llevarse el campeonato.

El Audi #8 entró a boxes, justo cuando el Porsche #17 volvió a pista, tras solucionar los problemas en el acelerador.

 

Hora 2: Audi aumenta el liderato, el Porsche #17 remonta

Cumplida la primera hora de carrera y efectuada ya la primera parada en boxes, el Audi #8 continuaba primero por delante del Audi #7, que había superado al Porsche #18 en boxes. El Porsche #17 estaba a 4 vueltas de los líderes.

En LMP2 KCMG volvió a la primera posición tras haberla perdido con el G-Drive #26 en los boxes. En GTE Pro Makowiecki rodaba primero, por delante de los dos Ferrari de AF Corse y de los Aston Martin, que se habían desinflado tras la parada.

Media hora más tarde, llegó finalmente Lotterer en el Audi #7 a alcanzar al otro Audi, y lo superó sin problemas ya que su ritmo era bastante superior. Una vuelta más tarde, el Audi #8 abrió la segunda ronda de paradas.

Tras esta segunda ronda de paradas, el Audi #8 recuperó el liderato, con el Audi #7 a 3 segundos y el Porsche #18 a 20. En LMP2 las posiciones se mantuvieron al igual que en GTE, con KCMG y Porsche líderes respectivamente.

 

Hora 3: Cae la noche y la fiabilidad le afecta también a Audi

La pelea ahora se centraba en LMP2, donde los dos G-Drive y el Signatech Alpine se disputaban la segunda posición. Los Ligier fueron superiores en este duelo, y se distanciaron del Oreca.

Cuando aun no habíamos entrado en la segunda mitad de la carrera, el Audi #8 tuvo que entrar al garaje después de que Duval reportara problemas en el frontal del coche. Unos instantes más tarde, el Extreme Speed #30 rompió la suspensión trasera izquierda.

 

Hora 4: Dos FCY dejan al Porsche #18 en cabeza

Entrabamos en la segunda mitad de carrera bajo full course yellow para limpiar la pista de trozos de coches. El Audi #7 seguía primero, con el Porsche #18 segundo, los dos Toyota tercero y cuarto, el Porsche #17 quinto y el Audi #8 octavo y ya en pista. Esto lo aprovechó el Audi #7 para hacer una parada extra, y salir justo por delante del Porsche #18 pero sin perder posición.

Cuando se reanudó la prueba, el Porsche #18 adelantó al Audi #7 para colocarse primero, pero esta posición no le iba a durar mucho tiempo ya que Treluyer le devolvió el adelantamiento en la última curva. Unas vueltas más tarde, Lieb volvió a la primera posición después de una bonita lucha con el Audi.

A falta de 2h 25 minutos para el final, el Morgan #43 tuvo un problema de frenos y impactó contra el muro exterior en la frenada de la curva 1. Esto dejó trozos de coche en la pista y provocó la segunda full course yellow.

Esto lo aprovecharon los líderes para parar de nuevo y el Porsche #18 pudo mantener el liderato aunque tenía al Audi #7 muy cerca. Pero el de la marca de Stuttgart tenía un ritmo superior y pudo abrir un pequeño hueco.

 

Hora 5: El Porsche #18 aumenta su liderato

En Audi #8 se vio involucrado en un incidente con el Strakka #42 a falta de 1h 45 minutos, cuando el LMP2 hizo un trompo y el Audi se vio obligado a girar bruscamente, trompeando también, para esquivarle.

Bradley y Bird pelearon por la primera posición de LMP2 después de unas vueltas muy buenas recortando tiempo.  Tras una bonita lucha, el piloto de Ligier fue superior y se impuso para tomar el liderato de la carrera.

El Porsche #18 estaba rodando muy rápido y se estaba escapando del Audi #7, que tuvo un problema en la rueda trasera derecha y hizo una parada extra.

 

Hora 6: El Porsche #17, sufriendo, se hace con el título

Entrabamos en la última hora de carrera, y el Porsche #17 se quedó sin sistema híbrido y perdió 3 vueltas en boxes para tratar de solucionar esos problemas. Por delante el Porsche #18 seguía primero, con el Audi #7 segundo y el Toyota #2 tercero. En LMP2 Tandy estaba “volando” en el KCMG, recortándole tiempo al G-Drive #26. En GTE Pro el Porsche #92 seguía primero por delante del Ferrari #51.

Tras la última parada en boxes el Porsche #18 continuaba al frente en LMP1. En LMP2 Tandy adelantó a Bird para poner el KCMG al frente, pero el de G-Drive recuperó la primera posición. En GTE Pro el Porsche #92 seguía al frente, con el Ferrari #51 detrás.

Finalmente la victoria fue para el Porsche #18 de Lieb, Jani y Dumas, seguido del Audi #7 y el Toyota #2, que consigue el primer podio para la marca nipona este año. El Porsche #17 acaba en quinta posición, por lo que Webber, Bernhard y Hartley son los nuevos campeones del WEC 2015.

En LMP2 la victoria fue para el Ligier de G-Drive #26 por delante del Oreca #47 de KCMG y del Otro G-Drive.

En GTE Pro victoria con dominio absoluto para Makowiecki y Pilet, por delante de Bruni y Vilander en el Ferrari #51 y de Turner y Adam en el Aston Martin #97. En GTE Am la victoria fue para el Aston Martin #98.

Con esto acaba la temporada 2015 del WEC, el año que viene volveremos, con un calendario ampliado y, esperemos, con más competitividad.