Max Verstappen (Red Bull Racing) quedó entusiasmado con la Formula E al completar el primero de los dos días de trabajos comunitarios con los comisarios durante el ePrix de Marrakech.

Tras su vehemente disputa verbal y hasta incluso física con su rival en la Forrmula 1 Esteban Ocon en el Gran Premio de Brasil de la temporada pasada, Verstappen recibió un castigo de dos días servicio comunitario por parte de la FIA. El holandés empezó a cumplir esta sanción en la carrera de Formula E de este pasado fin de semana.

Verstappen completó el primero de los dos días de castigo el sábado en la sala de comisarios del Marrakech ePrix, dónde pudo comprobar de primera mano a lo largo de toda la jornada cómo los comisarios de la FIA toman las decisiones sobre cualquier incidente de carrera en pocos segundos.

En la Formula 1, Verstappen ha tenido grandes desencuentros con los comisarios por varias decisiones que, según él, fueron en contra de sus intereses. La FIA quería que aprendiera y entendiera cómo es el trabajo de los comisarios y que lo tuviera en cuenta de cara a futuros incidentes. Pese a que ha criticado el trabajo de la FIA con dureza en repetidas ocasiones, el piloto holandés valoró positivamente la experiencia.

Es interesante verlo desde el otro lado, normalmente no se puede pasar un día entero con los comisarios. Todos hacen su propio trabajo durante el fin de semana, y es bueno ver realmente lo que se necesita para tomar estas importantes decisiones. A veces, una decisión puede no ser agradable para cierta persona, pero hay que cumplir las reglas. Creo que es positivo experimentar diferentes cosas en las carreras además de simplemente sentarse en el coche” declaró Verstappen.

El piloto de Red Bull, además, tuvo la oportunidad de conocer de cerca la Formula E. “Había seguido un poco la Fórmula E en la televisión, pero nunca había estado en el paddock y realmente disfruté del día. Fue una carrera verdaderamente muy emocionante. El campeonato claramente está creciendo y hay muchos fabricantes aquí. Creo que es una serie genial“, afirmó el holandés.

Todavía no se sabe qué hará la FIA con el segundo día de servicio comunitario que le falta a Verstappen para cumplir la sanción. Aunque a él le gustó la experiencia de ver las carreras desde el otro lado, a Sam Bird (Virgin Racing) no le gustó nada el hecho de que la FIA eligiera este castigo para el holandés.

El piloto británico dio a entender que estar viendo una carrera de Formula E como servicio comunitario envía un mensaje incorrecto. Sin embargo, la FIA quería que Verstappen pasara tiempo con los comisarios para que entendiera su funcionamiento y frenara su aluvión de ataques verbales sobre las decisiones y parece que lo ha conseguido.