El Tribunal de Apelación de MotoGP desestimó definitivamente la protesta presentada por cuatro equipos contra el dispositivo aerodinámico utilizado por Ducati en el Gran Premio de Catar hace dos semanas.

Tras la apasionante batalla que nos ofrecieron en el Gran Premio de Catar Andrea Dovizioso (Ducati) y Marc Márquez (Repsol Honda), el italiano se llevó el gato al agua y consiguió apuntarse la primera victoria. Sin embargo, cuatro equipos, Honda, Aprilia, KTM y Suzuki, presentaron una reclamación oficial por el alerón que Ducati había colocado en su nueva Desmosedici GP19.

Los comisarios de carrera presentes en el circuito de Losail rechazaron la protesta de todos los fabricantes que, excepción de Yamaha, habían presentado la reclamación. Aún así, decidieron recurrir y presentarse ante el Tribunal de Apelación con el objetivo, según ellos, de obtener más aclaraciones sobre el asunto y verificar si el dispositivo es legal o no.

Desde la dirección deportiva de Ducati confiaban plenamente en que nadie podía arrebatarle la victoria a Andrea Dovizioso ya antes de la audiencia que tuvo lugar el 22 de marzo en la sede de la FIM. El fallo se dio a conocer ayer y confirmó que el Tribunal de Apelación rechaza la protesta establecida por los cuatro equipos, manteniendo por tanto la victoria del italiano.

Declaración completa de la FIM:

Durante la primera carrera de la temporada de MotoGP disputada en Catar el pasado 10 de marzo de 2019, se presentaron protestas técnicas relacionadas con el uso de un dispositivo en la motocicleta Ducati ante los comisarios de MotoGP de la FIM por parte del Equipo Suzuki Ecstar contra el # 43 Jack Miller (Ducati), por Repsol, el equipo Honda contra el # 4 Andrea Dovizioso (Ducati), y el equipo Red Bull KTM Factory y el equipo Aprilia Racing Team Gresini contra el # 9 Danilo Petrucci (Ducati)“.

Los equipos denunciantes consideraron que el dispositivo otorgaba una ventaja aerodinámica y, por lo tanto, no cumplía con las regulaciones técnicas de MotoGP. Después de una primera audiencia, las cuatro protestas fueron rechazadas“.

Los mismos cuatro equipos presentaron apelaciones contra la decisión de los comisarios de carrera a los comisarios de apelación de MotoGP y se llevó a cabo una audiencia adicional. Los comisarios de apelación determinaron que era necesaria una evaluación técnica adicional y que esto no era posible en estas circunstancias“.

Por lo tanto, decidieron remitir el asunto al Tribunal de Apelación de MotoGP de conformidad con el art. 3.3.3.2 del Reglamento aplicable. Tras la audiencia en Mies del pasado viernes 22 de marzo, el Tribunal de Apelación de MotoGP dictó ayer 26 de marzo su decisión definitiva, notificándola debidamente a las partes (las cuatro recurrentes, Ducati y la FIM)“.

Por estos motivos, el Tribunal de Apelación dictamina:

Las apelaciones presentadas por el Equipo Aprilia, el Equipo Suzuki, el Equipo Honda y el Equipo KTM son admisibles. Los resultados provisionales de la carrera están confirmados y se declaran como definitivos. Se rechaza la solicitud de declarar ilegal el dispositivo y prohibir su uso en carreras futuras“.

Se puede presentar una apelación contra esta decisión ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (CAS) en Lausana, Suiza, dentro de los 5 días de conformidad con el Artículo 3.9 del Reglamento del Gran Premio de Campeonato del Mundo FIM 2019“.