El GP de Rusia fue una pesadilla para los Toro Rosso, ya que ambos coches se vieron obligados a retirarse tras seis vueltas en la carrera de Sochi por un problema en los frenos.

Una inducción estratégica en los motores nuevos de los Honda les hizo arrancar la carrera desde la parte final de la parrilla de salida, a pesar de que no usaron las nuevas especificaciones en el Gran Premio de Rusia. Además, no fue una carrera sencilla tanto para Pierre Gasly como para Brendon Hartley.

Kiwi entró a boxes bastante temprano para cambiar a los neumáticos blandos, y poco después sufrió un fallo en los frenos. Gasly, por su parte, también realizó un trompo debido al mismo problema algunas curvas más adelante.

El coche tuvo que ser retirado tras sufrir un gran golpe y, ahora mismo, el equipo se encuentra tan solo a tres puntos por delante de Sauber en el campeonato de constructores. El director del equipo, Franz Tost, se mostró confuso con el problema de ambos coches, ya que no cambiaron nada.

Explicando el problema, Tost reveló que un pistón se atascó en el calibrador que luego sobrecalentó el líquido de frenos para causar el bloqueo del pedal y los trompos tanto para Gasly como para Hartley. Toro Rosso continuará con una investigación más profunda antes de Suzuka.

“Fue un domingo frustrante para Toro Rosso ya que ambos tuvieron que retirarse”, dijo. “Por alguna razón terminamos con los frenos delanteros muy calientes y un pistón se atascó en las pinzas. Esto causó el sobrecalentamiento en el líquido de frenos y en el pedal.”

“Por lo tanto, llamamos a los pilotos para que vinieran al garaje. Obviamente, al estar en condiciones de Parc Fermé, no cambiamos nada de ayer, así que tenemos que investigar más a fondo cuál es el motivo.”

“El lado positivo de este fin de semana es el nuevo motor actualizado de Honda, que es una gran mejora. Ahora nos estamos enfocando en prepararlo todo para Suzuka, donde esperamos tener una carrera mucho mejor “.

Después de la carrera, Hartley reveló un dato interesante de la carrera, él debía correr con los neumáticos blandos desde la vuelta 6 hasta el final de la carrera, ya que dijo que su velocidad y degradación a largo plazo serían suficientes para aguantar toda la carrera con un conjunto de neumáticos.

“Tuve un buen comienzo y superé a Pierre antes de la curva 5, estaba atacando al McLaren cuando tuve el problema con el pedal del freno”, dijo Hartley. “Informé en la radio y luego hicimos nuestra parada que teníamos planeada”.

“Íbamos a intentar ser un poco descarados con la estrategia y hacer una carrera casi completa con los blandos, tenían una gran vida, y pensamos que habría funcionado. Sin embargo, una vez que salí del garaje, el pedal estaba completamente en el suelo, los frenos traseros se bloquearon y el coche giró haciendo un trompo”.

Mientras tanto, su compañero de equipo, Gasly, estuvo involucrado en otro incidente en el que una pieza de carbono del piloto de Red Bull Racing, Daniel Ricciardo, impactó a su visera pasando por debajo del Halo.