Se ha anunciado que Thierry Koskas se convertirá en el presidente de Renault Sport Racing, reemplazando a Jerome Stoll.

Stoll se unió a Renault en 1980 y se convirtió en el líder de las carreras en 2016, cuando el fabricante francés regresó a la F1, no solo como proveedor de motores, sino como un equipo activo después de abandonar el deporte al final de la temporada 2010.

No ha sido el mejor viaje tras su regreso, pero ha progresado de manera constante desde el noveno al sexto y del sexto al cuarto de este año, que se espera que termine a falta de una carrera para que acabe la temporada 2018. Sin embargo, el equipo no ha subido al podio en los tres años.

Se ha enfrentado a graves críticas por el desarrollo de su unidad de potencia, ya que no ha logrado ponerse al día con Mercedes y Ferrari, mientras que, al mismo tiempo, Honda busca ponerse a la par con el fabricante francés.

El primer cambio viene con el reemplazo de Stoll, a la edad de 65 años, y el nombramiento de Koskas, asumiendo el cargo desde el 1 de enero de 2019. Koskas ha estado trabajando con Renault desde 1997 y se convirtió en el vicepresidente ejecutivo de ventas y marketing de 2016.

De este modo, también se convirtió en miembro del comité ejecutivo del fabricante. Koskas reportará directamente al presidente y director general de Groupe Renault, Carlos Ghosn, mientras trabaja junto al director mánager de Renault Sport Racing, Cyril Abiteboul.

“Después de una temporada marcada por el progreso del equipo Renault Sport Formula One Team, Thierry Koskas intentará continuar con Cyril Abiteboul, Director Mánager de Renault Sport Racing, el trabajo iniciado por Jerome Stoll y llevar al equipo al más alto nivel de la disciplina”.

“También se asegurará de que la contribución de la Fórmula 1 a la conciencia de marca de Renault en todo el mundo se vea fortalecida”, dijo un comunicado del Groupe Renault. Queda por ver si Stoll se traslada a otra posición o se retira de la empresa.