Después de haber sido firmado por 12 campeones del mundo del motociclismo, el casco “Stop-cáncer” ha sido subastado con un récord de £ 200.000, (255.000€), los cuales serán donados a la caridad, y al hacerlo se convierte en el casco más caro del mundo.


Alberto Hernández es un estudiante de la Universidad Española, y siempre ha sido un gran aficionado al motociclismo. Su gran pasión por el deporte de las dos ruedas lo llevó a conocer a su compatriota Oscar Haro, miembro del CWM LCR Honda Team, dirigido por el ex piloto de Gran Premio, Lucio Cecchinello. A través de su amistad, a los dos se les ocurrió la idea de un proyecto para recaudar fondos para la AECC (Asociación Española Contra el Cáncer) (www.aecc.es) y Riders for Health (www.riders.org), la organización benéfica oficial de MotoGP.

 

Su idea era crear un casco de color rosa, el color asociado con muchas organizaciones benéficas de investigación contra el cáncer, y que estuviera firmado por algunos de los pilotos más famosos de la historia del motociclismo. Para luego poder subastarlo y donar las ganancias a la caridad. Dicho y hecho.

 

Giacomo Agostini, Ángel Nieto, Valentino Rossi, Jorge Lorenzo, Marc Márquez, Dani Pedrosa, Wayne Rainey, Loris Capirossi, Àlex Crivillé, Wayne Gardner, Scott Russell y Randy Mamola; Estos son los nombres de algunos de los campeones mas grandes que jamás ha habido en este deporte, y que ponen su apoyo a la iniciativa y autografiando el casco. 12 campeones del mundo, que cuyas carreras juntas suman un total de 58 títulos mundiales. El casco también consiguió la aprobación y autógrafo del CEO de Dorna Sports (promotores de MotoGP), Carmelo Ezpeleta.

 

Gracias a la colaboración de las leyendas del pasado y del presente, así como la ayuda de Dorna, cadenas de TV, Radio, Prensa y Medios de Comunicación Social, el proyecto de caridad fue visto por más de 10 millones de personas en todo el mundo. Con tanto esfuerzo puesto en la promoción de la subasta, es lógico que haya alcanzado unas cifras de récord.

 

Anthony Constantinou, Director General de CWM FX y el patrocinador principal del CWM LCR Honda Team para el 2015, estuvo en Valencia para la última carrera de la temporada de MotoGP. Después de haber oído hablar de la subasta, se decidió a participar en directo y ofreció la asombrosa suma de £ 200.000 (255.000€), lo que dejó a todos los involucrados sin palabras.

 

Anthony Constantinou dijo: “Con tantas familias afectadas por el cáncer, es importante que todos nos unamos para apoyar a las organizaciones benéficas que prestan servicios vitales para los pacientes y sus seres queridos. El equipo ha hecho un excelente trabajo en la sensibilización y fondos. Me complace poder jugar un papel en esta merecida causa y espero que inspire a otros a participar en la lucha contra el cáncer “.

 

A partir de hoy, el casco de “Detener el cáncer” es el más caro del mundo, siendo el único que ha recaudado tanto dinero en una subasta. La cifra supera con creces las actas previas establecidas por los cascos de los otros dos grandes campeones: Ayrton Senna, que en 2012 recaudó £ 74.750 (94.200€) y uno de Sebastian Vettel que fue vendido en 2013 por £ 72.100 (90.900€).

LCR Press Release