Sophia Flörsch ha superado con éxito la intervención quirúrgica en la columna vertebral y según ha declarado el director de su equipo, Frits Van Amersfoort, podrá volver a pilotar en el futuro.

Tras el espeluznante accidente que sufrió el pasado domingo en la Copa del Mundo de Formula 3 en el circuito urbano de Macao, Flörsch fue trasladada de urgencia a un centro hospitalario. Se llegó a temer lo peor, pero una vez se descartó que su vida pudiera correr peligro los médicos le diagnosticaron una fractura de columna vertebral.

La lesión requería una intervención quirúrgica inmediata para evitar que afectara a su movilidad. La alemana se sometió a una operación que duró más de nueve horas y que afortunadamente fue todo un éxito. El director del equipo Van Amersfoort Racing, Frits Van Amersfoort, explicó que está convencido de que “después de un tiempo de recuperación, Sophia volverá a competir en monoplazas”.

Después de hablar con el equipo médico, el mismo Van Amersfoort, se encargó de descartar definitivamente la parálisis en declaraciones a la BBC. “Era el miedo principal que teníamos. Existía el peligro y por eso la operación se ha hecho tan rápido. Estamos felices de que todo haya ido tan bien y que se esté recuperando”, manifestó el holandés.

La cuenta personal de Flörsch en Twitter también informó del éxito de la intervención a sus seguidores, que se han volcado con muestras de ánimo en las últimas horas. “El equipo médico está trabajando lentamente a consciencia para evitar riesgos. La intervención va según lo previsto y sin complicaciones. La cirugía que ha empezado esta mañana continúa.”

El equipo Van Amersfoort también ha hecho público un tranqulizador comunicado en las últimas horas mediante las redes sociales en el que expresa su alegría por la recuperación de su piloto. “En primer lugar, queremos expresar nuestro sincero agradecimiento por todos los mensajes de apoyo a nivel mundial que hemos recibido desde el horrible accidente de Sophia en Macao el domingo pasado. Como ya se difundió en las noticias, Sophia salió de su cirugía ayer. Lo llevó un equipo de especialistas durante más de nueve horas para reparar su columna y quitar una astilla ósea, que estaba sentada peligrosamente cerca de su médula espinal. La vigilancia del nervio muestra que sus funciones nerviosas vitales reaccionan bien, por lo que los signos iniciales dan una perspectiva positiva hacia su recuperación”.

Por otro lado, el otro piloto implicado, Sho Tsuboi, ya ha sido dado de alta. El japonés también fue trasladado al hospital inmediatamente tras el accidente pero en su caso tan sólo se le diagnosticó un fuerte dolor lumbar. Tras varias pruebas, se ha confirmado que Tsuboi no tiene ninguna otra lesión importante y que también va a poder volver a competir sin ningún problema.