Sergio ‘Checo’ Pérez habló el otro día con los medios de comunicación tras una sólida carrera del equipo Racing Point Force India. El mexicano tuvo una intensa lucha con Kevin Magnussen y el danés sobrepasó en varias ocasiones los límites de la pista. ‘Checo’ Pérez se quejó de que Charlie Whiting no solo no tomase cartas en el asunto, sino que ni siquiera le mandáse una advertencia.

Pérez estaba justo detrás de Magnussen tras el lío de la primera vuelta cuando el coche de seguridad fue desplegado por el incidente que dejó a Brendon Hartley fuera de la carrera. Cuando el ‘Safety Car’ apagó las luces, ambos pilotos se encontraban en la primera curva y una gran lucha estaba por suceder. El mexicano lo intentó en la primera curva, pero no lo logró, el danés se defendió bien. El Haas, con motor Ferrari, también tiene una velocidad considerable por lo que ‘Checo’ no lo pudo intentar de nuevo hasta Lesmo, donde el toque condicionó la carrera de los dos.

El mexicano estaba en el interior y Magnussen por fuera. El danés no quitó el pie del acelerador y se tocaron. Pérez pudo continuar con el Force India dañado, mientras que Magnussen tuvo que pasar por boxes para arreglar su Haas.

El toque destrozó la carrera del danés que vio como el cambio de estrategia le condenaba a llevar los neumáticos más duros. El Haas cruzó la linea de meta en 17ª posición, mientras Pérez peleaba para ser octavo. Magnussen tenía suficiente margen como para lograr algún punto más, pero entre la sentencia del danés y la descalificación de Grosjean, el equipo americano se fue con las manos vacías.

Lo que sorprendió a Pérez fue la falta de directivas de Whiting para Magnussen que, según el mexicano, había pasado los límites del trazado para mantenerse por delante. “Creo que no dejó suficiente espacio, me arrinconó en el interior“, dijo Pérez.

Primero de todo, él traspasó los límites de la curva dos veces. Dos veces le pasé y él se fue recto, no sé porque Charlie no le pidió que me devolviera la posición. Luego, en la primera Lesmo, simplemente no había espacio para los dos monoplazas”.

“Especialmente de la forma en como tenía angulado el coche, estaba muy en el interior. Fue inevitable el contacto. Desequilibró el coche y me provocó el subviraje, dañó mi monoplaza, mi ‘endplate’. Como siempre, estos accidentes deberían evitarse”.

En general, estoy satisfecho con el resultado. Fue una gran carrera y como realmente se esperaba. Tuve que abrirme camino. El contacto con Magnussen frenó un poco al coche, pero aún así el ritmo fue muy bueno”.

Con un par de vueltas más, podría haber superado a Esteban [Ocon] y Grosjean, así que en general hemos minimizado los errores de clasificación y hemos tenido un buen ritmo, muy contentos con eso”. Su compañero terminó sexto finalmente.

El francés era más rápido que Grosjean, pero el de Haas hacía el coche ancho y no dejó pasar a su compatriota. Racing Point Force India tiene ahora 32 puntos en dos carreras y ya ha pasado a Toro Rosso en la séptima posición.