El piloto de Castellar del Vallés cierra el campeonato con una nueva victoria en el circuito Ricardo Tormo de Cheste. Adrián Bonastre consigue el subcampeonato tras superar al venezolano Robertino Pietri.


Poca emoción quedaba en Valencia en la categoría de Superbikes, después de que el piloto catalán Carmelo Morales sellara la victoria final en el circuito de Jerez hace dos semanas. Únicamente con el subcampeonato en juego, la emoción residía en saber si sería Adrián Bonastre (Bmw-Targobank) o Robertino Pietri (Team Stratos-Yamaha) quien acabaría como segundo de la categoría grande del FIM CEV Repsol.

Con la ‘pole’ en el bolsillo, Robertino Pietri se aseguraba ayer sábado la primera línea de parrilla, seguido del campeón Morales y de Maxi Scheib. Bonastre, cuarto, partía desde la segunda línea justo detrás de Pietri.

Durante la carrera, Morales seguía el guión marcado durante toda la temporada y mandaba al frente, sin rival capaz de seguirle el ritmo, convirtiendo la lucha por la segunda posición del campeonato en el único aliciente.

Morales se imponía con una ventaja de más de 9 segundos mientras Pietri, Scheib y Bonastre peleaban por las restantes posiciones del podio valenciano, inmersos en una lucha que se decantaba del lado de Bonastre, cuando el venezolano se iba al suelo. Scheib se hacía con la segunda plaza del podio y Bonastre, que acababa tercero, se adjudicaba el subcampeonato de Europa de Superbikes.

El de Castellar del Vallés se llevaba la octava victoria de la temporada –de once posibles- y termina como líder destacado con 249 puntos, seguido de Bonastre (141) y Pietri (128).

Morales explicaba después de acabar que “la carrera ha ido muy bien, aunque el fin de semana ha sido difícil porque hemos tenido algunos problemas electrónicos que no me permitían ir rápido. Pero hoy lo hemos arreglado y desde el ‘warm up’ me he sentido muy bien; la moto y los neumáticos han funcionado a la perfección en la carrera”

Kenny Noyes (Kawasaki Palmeto) en la primera carrera de Portimao, Iván Silva (Bmw-Targobank) en la primera de Albacete y Pietri en Navarra, han sido los únicos capaces de arrebatarle la victoria al ‘31’ durante esta temporada.

El del Team LaGlisse ha querido agradecer a todo su equipo la entrega durante todo el campeonato: “Tengo que dar las gracias a mi equipo porque han trabajado muy bien con la nueva moto y hemos estado siempre arriba. Estoy muy contento y a ver si la próxima temporada me puedo superar y seguir disfrutando de este deporte”.

El FIM CEV Repsol termina con esta carrera y no volverá hasta la temporada 2016, en la que aún estamos a la espera de la confirmación del calendario. Un calendario que puede ser más internacional que nunca con la inclusión de diversas carreras más fuera de nuestras fronteras.