La primera carrera de la temporada ha puesto patas arriba todas las previsiones. Nadie esperaba que Mercedes estuviera tan arriba ni que Ferrari estuviera tan abajo, la gente ha empezado a tirar a la basura todas sus previsiones. Pero esto está justificado?

Los test de Barcelona, que se realizan ahí (aquí) porque el circuito es muy completo y variado en cuanto a situaciones que se pueden replicar en la mayoría de circuitos (curvas de velocidad baja, media y alta, chicanes, rectas largas y cortas, subidas y bajadas). Pero luego hay circuitos que se alejan mucho de la media y Albert Park es uno de ellos. El circuito de Melbourne es un circuito completamente plano, con rectas cortas y curvas de baja velocidad, casi no hay curvas de más de 200km/h, ni rectas largas, por lo que es un circuito de aceleración y frenos, donde la velocidad punta no es un factor clave y la eficiencia aerodinámica es poco importante.

Que Mercedes supere a Ferrari en estas condiciones no era tan imposible, cuando se hablaba bien de Ferrari se hacía alabando su eficiencia aerodinámica que les daba ventaja en las curvas rápidas y la potencia del motor, que les daba mucha velocidad en rectas largas. Eso nos dice que muchos aspectos del rendimiento de los vehículos no se han puesto a prueba en Melbourne.

Algo en lo que no se ha pensado, es que Mercedes también juega y también ve lo mismo que los otros y puede haber tomado decisiones al respecto, una de ellas puede ser respecto a la relación de cambio. Desde 2014, los equipos deben utilizar la misma relación de cambio para todos los circuitos, por lo que no pueden utilizar una más corta (más aceleración) en los circuitos sin rectas largas y una más larga (más velocidad punta) en los circuitos con rectas largas.

De esta forma, los equipos deben tomar la decisión sobre donde poner el foco, según su motor y el de los rivales. No parece descabellado pensar que Mercedes siendo consciente de la potencia del motor Ferrari haya optado por una relación de cambio más reactiva, con el objetivo de ser más competitivos en circuitos sin rectas largas y así quitarle victorias a Ferrari en Grandes Premios como Australia, Mónaco, Hungría, Singapur, Japón o Rusia aunque sea a costa de Grandes Premios con rectas muy largas, como China, Azerbaiyán, Canadá, Bélgica, Italia, México o Estados Unidos.

Si esto es así, El título se disputará en los Grandes Premios restantes, Bahrain, España, Francia, Austria, Gran Bretaña, Alemania, Brasil y Abu Dhabi En cualquier caso, la temporada solo ha empezado y todavía quedan por disputarse el 95’25% de la temporada. La siguiente carrera, en Bahrain, un circuito más “normal” en lo que respecta al tipo de trazado, será un juez algo más fiable, veremos que sentencia dicta.