Pol Espargaró volvió a tener una discreta carrera en un Gran Premio especial como es el de casa. El piloto de KTM no pierde la esperanza a pesar de un difícil GP de Catalunya.


CIRCUIT DE BARCELONA-CATALUNYA | El piloto de KTM, Pol Espargaró finalizó 18º el Gran Premio de Catalunya tras una actuación discreta en la que sólo destacó por adelantar a la Aprilia de Sam Lowes. No obstante, el catalán hace una valoración positiva en un fin de semana complicado condicionado por el mal estado del asfalto y la gran calor que ha habido durante los tres días de acción.

“No preveíamos un desgaste crítico y grave de la rueda trasera y me ha hecho perder mucho al inicio y al final de carrera. Era imposible pilotar la moto y se me ha hecho muy difícil aguantar. Es la primera vez que pilotamos esta moto aquí en Barcelona, la primera vez que lo hacemos en estas condiciones tan duras”, comentaba Pol al término de la carrera respecto a su actuación durante este domingo.

No obstante, pese aceptar el resultado por la situación de debutante que vive su equipo, no acaba de estar feliz al no haber podido dar más delante su afición local. “Si a todos les cuesta soportar estas condiciones tan duras a nosotros que somos nuevos aún más. Por una parte es normal, por la otra parte me da mucha rabia porque corremos en casa”, afirmó.

El pequeño de los Espargaró no pudo evitar echar una mirada al pasado y recordar su buen papel con la Tech3 en otras ediciones de este GP de Catalunya. “Es una lástima mirando sobre todo que el año pasado fui quinto aquí después de hacer una carrera muy buena por delante de las Ducati oficial y atrapando a las últimas vueltas a Lorenzo”.

A pesar de la frustración por esta discreta actuación en casa el piloto catalán es optimista de cara al futuro y llama al equipo a seguir progresando y trabajando para alcanzar objetivos más ambiciosos con el tiempo. “Da rabia, pero bueno ya nos esperábamos eso. Es lo que hay y cuando comenzamos este proyecto sabíamos que no sería fácil y sabíamos que si algún día llegábamos arriba sería en mucho tiempo. Seguiremos luchando, sabemos que los resultados no llegan solos, hay que trabajar y sudar para conseguirlos y era lo que entraba dentro del plan”, concluyó.