Pol Espargaró ha sido operado satisfactoriamente de una hernia en el segmento lumbar izquierdo en Barcelona. Por ello, el piloto de Red Bull KTM se perderá la tanda de test en el circuito de Burinam, en Tailandia. 


Pol Espargaró empieza el año 2018 de la peor forma posible, en el hospital. El piloto catalán hoy ha sido operado satisfactoriamente en el Hospital Universitari Dexeus-Grupo Quirónsalud de Barcelona. La causa se debe a una hernia en el segmento lumbar L4-L5 izquierdo que le dio extremas molestias tras una caída a 250km/h en el pasado test de pretemporada en el circuito malayo de Sepang.

No obstante, según el encargado llevar la operación del pequeño de los Espargaró, el doctor Enric Cáceres, “no se puede vincular directamente con la caída de Sepang, puesto que no es hernia postraumática, ya la tenía previamente”, subrayó.

“Se le realizó una resección de la hernia. Pol tenía mucho dolor y también una afectación neurológica”, prosiguió el doctor dando detalles de la operación al portal oficial de MotoGP.

Finalmente, el Dr. Cáceres afirmó que este miércoles ya le darán la alta, confirmando que la operación se ha realizado correctamente. “Se encuentra bien, su evolución es favorable y se prevé que mañana (miércoles) le den el alta”, concluyó el doctor del hospital catalán.

Hoy, tras la operación, Espargaró ya ha recibido las primeras visitas de familiares y amigos, como se ha podido ver en las redes sociales con la presencia de su hermano Aleix y su pareja Carlota.

Ahora empezará un periodo de recuperación que le debería devolver a las pistas de cara a Catar, sea en los test del 1 al 3 de marzo o al primer GP del año el 18 de marzo. Por ello, se perderá con plena seguridad los test en Tailandia del 16 al 18 de febrero. A falta de confirmación oficial, el sustituto en estos tres días de entrenamientos será el probador de Red Bull KTM, Mika Kallio. 

Foto | MotoGP.com