Muchos son los que sitúan a Luca Marini en el Mundial por ser hermano de Valentino Rossi. No obstante, el italiano acumula cinco poles, seis victorias y quince podios en la categoría de Moto2. Los actos hablan por sí solos. 

No es la primera vez que un joven talento es cuestionado por compartir apellido con uno de los pilotos más punteros de la parrilla de MotoGP. De primera mano lo sabe Álex Márquez, que tuvo que aguantar todo tipo de comparaciones con su hermano Marc la temporada pasada al llegar a la categoría reina. Y así es a ojos de todos: si no te pareces un mínimo a tu hermanísimo el campeón, no vales nada. Qué injusto. Qué despiadado.

La realidad está bastante alejada de estas teorías conspiratorias de aquellos que le juzgan y encima dicen amar el motociclismo. Pocos se paran a pensar que, si compites en el Mundial de MotoGP – categoría, por cierto, elitista – probablemente es porque algo hay en ti diferente respeto a otros cientos de pilotos.

Los inicios de Luca no fueron destacables. Lo que sí era destacable era su apellido. No logró grandes resultados en categorías inferiores, solo era un niño con un gran deseo: ser un piloto de prestigio en MotoGP, como su hermano Valentino. Pobre iluso, piensan algunos. Qué valiente ser capaz de aguantar en la sombra, pensamos otros.

Sus grandes logros fueron unos cuantos podios en el CIV de Moto3, donde acabó cuarto cerca del subcampeón Michael Rinaldi. En 2014 disputó el FIM CEV al completo, sin grandes resultados. Todos empezaron a compararle con el hermanísimo. Creían que no tenía talento y que estaba ahí por ser quien era.

Logros y expectativas

Unos años más tarde, siete para ser exactos, podemos demostrar que esas teorías no son ciertas. Luca competirá en 2021 en la categoría reina, cumpliendo por fin su sueño de competir contra su hermano. Y no precisamente debuta en MotoGP por sumar pocos logros en categorías inferiores. El italiano acumula cinco poles, seis victorias y quince podios en la categoría de Moto2. Seis de esos quince podios, durante la temporada pasada, un año en el que más de uno en algún momento creímos que sería él el campeón. De hecho no lo fue por tan solo nueve puntos de diferencia con Enea Bastianini, quien obtuvo 205 para coronarse campeón de la categoría intermedia. Ahora ambos competirán de la mano en las filas del Esponsorama Racing.

Para quien aún dude de la capacidad de Luca, le pido que se vuelva a leer el anterior párrafo. Probablemente al italiano le cueste llegar a posiciones altas esta temporada. Competirá con una moto satélite de Ducati, pero sin duda alguna será uno de los candidatos a ser rookie del año. Tampoco le descarto realizando algún que otro top 10. Recordemos que la temporada pasada Johan Zarco consiguió un podio con esa misma moto. Así pues, Luca nos promete acción. Será extraño verle competir contra ‘Vale’, y estamos seguros de que los hermanos van a darnos momentos memorables en pista.