Los comisarios de la FIA han descalificado a Esteban Ocon de Racing Point Force India y a Kevin Magnussen de Haas del Gran Premio de Estados Unidos de la Fórmula 1.

Ocon terminó octavo la carrera con Magnussen detrás en la novena posición, ambos perseguidos por Sergio Pérez de Racing Point Force India, que ahora es ascendido al octavo con Brendon Hartley de Toro Rosso y Marcus Ericsson de Sauber que también avanzan.

Hartley fue noveno y registra su mejor resultado en la F1, mientras que Ericsson obtiene otro décimo puesto por sexta vez en su carrera. También mueve a Stoffel Vandoorne de McLaren a 11º, seguido por Pierre Gasly de Toro Rosso y Sergey Sirotkin y Lance Stroll de Williams.

Inmediatamente cuando terminó la carrera, los comisarios pusieron a Ocon bajo investigación por violar la regla del límite de combustible. Finalmente, se descubrió que el flujo de masa de combustible de Ocon excedía los 100 kg/h durante la primera vuelta de la carrera, lo que resultó una descalificación directa.

Los comisarios revisaron los datos de telemetría del automóvil de Ocon y también escucharon al piloto y al equipo, pero consideraron que había infringido el Artículo 5.1.4 del Reglamento Técnico de la FIA Fórmula 1.

Mientras tanto, el danés fue puesto bajo investigación casi una hora después de que la carrera terminara por un tema relacionado con el combustible. Se encontró que “la cantidad de combustible consumido excedió los 105 kg durante la carrera”, lo que nuevamente es una descalificación directa.

Los comisarios escucharon al piloto y al representante del equipo, pero consideraron que se trataba de una infracción del artículo 30.5 del Reglamento de la FIA Fórmula 1. El cambio en el resultado influye en la tabla de puntos.

La diferencia entre Force India (46) y McLaren (58) es ahora de 12 puntos, en lugar de 10 en la clasificación de constructores para la sexta posición, mientras que Toro Rosso (32) está cuatro puntos por delante de Sauber (28) en la lucha por el octavo a falta de tres carreras restantes.