Es una realidad como un templo y es que Ferrari, teniendo el mejor monoplaza de la parrilla (igual o algo mejor que el Mercedes) está por detrás de los alemanes tanto en el mundial de pilotos como el de constructores. Puede ser pánico al exito o puede ser que las ‘flechas plateadas’ esten más acostumbradas a ganar y a mantener la presión. Lo que no puede ser es que, como dice Nico Rosberg, pretendas ganar un mundial cometiendo tantos errores como los que está cometiendo Vettel.

Nico Rosberg sabe lo que se necesita para derrotar a Lewis Hamilton en un mundial, y el expiloto no cree que Sebastian Vettel pueda lograrlo si sigue cometiendo los errores que están causando su segundo puesto en la clasificación.

El piloto de Ferrari, con el monoplaza más rápido de la parrilla perdió toda posibilidad de lograr una victoria en su casa delante de los ‘tifosi’ cuando en la primera vuelta chocaba con Lewis Hamilton enviando al alemán a la última posición y dejando a Kimi Raikkonen expuesto a las acometidas del escudero Bottas y el rey Hamilton.

El toque dejó a Vettel en la cola del pelotón y cuando quiso remontar, Hamilton ya estaba en la primera posición agrandando así a 30 los puntos de diferencia entre el inglés y el alemán.

Rosberg no cometió un solo error en 2016, esa fue la baza del alemán para ganar a su compañero de equipo y a su modo de ver, ese está siendo el gran fallo de Vettel está temporada: “No puedes ganar a Lewis Hamilton en la lucha por el campeonato si cometes tantos errores, eso es un hecho”, comentaba a Sky F1.

Así que tiene que resolver eso, de lo contrario no va a ganar. Lewis es el punto de referencia. Seguramente está en la cima de su carrera y todo sigue su camino”.

Al evaluar la acción que sucedió en la vuelta inaugural de la carrera del domingo, Rosberg tuvo una visión clara de quién fue el responsable: “Lewis no tiene la culpa porque deja mucho espacio“, dijo Rosberg. “No hay nada por lo que puedas culparlo”.

“Sebastian sale demasiado abierto, se va hacia Lewis y trompea. Eso es todo, 110% de culpa para Sebastian“.