El ex director de Fiat y Ferrari, Luca Cordero di Montezemolo, es el invitado de esta semana en el podcast F1 Beyond The Grid y habla sobre la situación de su antiguo equipo y los pilotos más importantes que tuvo en su etapa como director.

En los primeros minutos del podcast, Montezemolo explica como fueron sus primeros días en Fiat y en Ferarri, primero como piloto y como pasó luego a ocupar un rol en la dirección de la escudería. Después pasa a hablar de su relación con Enzo Ferrari y del tiempo que estuvo en el equipo de Formula 1.

Preguntado sobre el estilo de Enzo, dijo que siempre ponía el coche por delante de los pilotos. Como anécdota personal, Montezemolo reveló que Enzo nunca viajó en avión ni tampoco usó ascensores en los edificios. Tampoco le gustaba estar en los circuitos durante los fines de semana de los grandes premios ni dar la cara ante los medios de comunicación. Por eso lucía siempre unas gafas negras en los actos públicos.

Después, Montezemolo analiza su etapa en la escudería, que comenzó a crecer en los años 90 después de varios años de lucha para mejorar el coche. Explica como ficharon Niki Lauda gracias a un intermediario llamado Clay Regazzoni, tal y como vimos en la película Rush. Una vez adaptado al equipo, Lauda impresionó a todos al mostrar madurez, inteligencia y talento especial, según el italiano.

Montezemolo recuerda el campeonato que perdió ante James Hunt, en el que Lauda decidió parar. Eso no le gustó a Enzo Ferrari, pero al final ambos entendieron el razonamiento y sintieron que las condiciones no eran las adecuadas para disputar una carrera de Formula 1. Años después, también tuvieron problemas cuando quiso contratar a Jean Todt, ya que era francés, pero su extraordinario currículum en otras categorías les ayudó a convencerlo. Descubre que fue Bernie Ecclestone quien les recomendó ir a por Todt.

Hablando de Michael Schumacher, explicó que fue Todt quien quiso fichar al alemán. En ese momento tuvieron que escoger entre Schumacher y Mika Hakkinen, pero el finlandés estaba muy involucrado con McLaren y Schumacher era la mejor opción. Unos años antes, incluso recuerda conversaciones con Ayrton Senna el miércoles antes del trágico fin de semana de Imola en el que hablaron de su posible fichaje por Ferrari en 1995 o 1996.

El resurgimiento de la escudería no llegó hasta el fichaje de Schumacher. A partir de ese momento, Ferrari se convirtió el gran dominador de la Formula 1, y cuando el alemán se fue, confiaban en que seguirían ganando gracias a tener el mejor coche. Felipe Massa estuvo cerca y Kimi Raikkonen lo consiguió. En ese momento, desde Ferrari consideraban al finlandés era el piloto con más talento del momento.

El punto más polémico del podcast llega cuando sigue avanzando en el tiempo y le toca hablar de Fernando Alonso. Montezemolo reconoce que el asturiano es un gran piloto, pero que tiene un problema de actitud. Cree que Alonso en Ferrari no fue tan cercano con los miembros y la dirección del equipo como lo eran Lauda o Schumacher, especialmente en los peores momentos. Admitió que eso pudo haberle costado el título de 2010 y también el de 2012.

Estas declaraciones provocaron la reacción prácticamente inmediata del del propio Alonso en Twitter, además de la de otros muchos aficionados especialmente españoles e italianos: