“Era parte de la familia y era el piloto que habíamos elegido para el futuro”, afirmó Montezemolo, expresidente de la ‘Scuderia’, a ‘Sky Sports Italia’.


 

 

El expresidente de la escudería Ferrari Luca di Montezemolo aseguró que el fallecido Jules Bianchi estaba predestinado a ser el sustituto del finlandés Kimi Räikkönen.

Jules era uno de los nuestros

Era parte de la familia Ferrari y el piloto que habíamos elegido para el futuro, una vez que lacolaboración con Kimi Räikkönen hubiese acabado“, añadió el empresario italiano.

Para Montezemolo, Bianchi era “un muchacho de primera clase, rápido, educado y extremadamente devoto a Ferrari y con un futuro seguro“. “Un amargo destino se lo ha llevado, dejándonos un gran vacío“, sentenció el expresidente de Ferrari.

Stefano Domenicali, también confirmó que Bianchi tenía su futuro en la escudería Ferrari. “Jules estaba siempre en Maranello. Todos los días venía a la fábrica para crecer y promover su sueño de pilotar para Ferrari. Nuestra idea era que, tras Marussia, hubiese ido a otro equipo para crecer y estar listo para el gran salto. Era lo que planeamos hace años, pero desafortunadamente el destino se lo llevó”, lamentó Domenicali en ‘Sky’.