Aunque Mick Schumacher esté en boca de todos, el joven piloto alemán, revelación de la FIA F3 Europea, cree que aún debe aprender muchas más cosas y que puede dar más de si mismo. 

El alemán empezó muy bien el año con unos grandes resultados en los primeros test de pretemporada. Encaraba su segundo año en la categoría de la F3 Europea, pero a mediados de curso dio un bajón importante. Nadie le tenía en consideración hasta que el piloto de Prema logró su primera victoria en la F3 en el mítico trazado de Spa Francorchamps. 

Desde entonces, no hay quien pueda con el joven Mick. El apellido Schumacher parece haberle dado fuerzas para lograr cinco victorias y un podio, hacer tres ‘pole position’ y sumar 261 puntos. El piloto de Prema ya está en segunda posición en el campeonato, tan solo tres puntos por detrás del destacado líder, Dan Ticktum. La joven promesa de Red Bull dominaba con mano dura la clasificación de la categoría, pero parece que Schumacher le ha comido la tostada y llega a las últimas seis carreras con ganas de comerse el mundo y el campeonato.

El nivel estuvo siempre allí, pero siempre había algún problema que impedía a Mick luchar por posiciones importantes. Tras la primera victoria, el alemán parece haber desatado todo su nivel y, sumado a que sus competidores han tenido problemas en las últimas carreras, ya está en la lucha real por el título.

Formularapida.net ha hablado en exclusiva con la promesa de futuro y, aunque agradece todas las felicitaciones, cree que tiene muchas cosas que aprender: “La pretemporada fue muy buena para mí y hemos trabajado mucho durante el invierno para poder mejorar aún más“.

Muchas gracias por la pregunta de si estoy pilotando lo mejor que puedo, pero estoy convencido de que aún puedo aprender mucho y aprendiendo es como quiero llegar a ser un buen piloto, por lo que no, no estoy pilotando aún a mi mejor nivel“, añade.

El rendimiento de Mick Schumacher siempre ha estado presente, pero antes de Spa el piloto de Prema no lograba estar con los de delante. Al alemán también le parece curioso y comenta no saber exactamente decir por qué no podía estar arriba: “Es evidente que Spa ha sido el punto de inflexión esta temporada, con la ‘pole position’ y la victoria en un circuito especial. Sabemos que el rendimiento estaba ahí desde el principio, pero hasta entonces no pudimos convertirlo en buenos resultados“.

Al final, yo tampoco sabría darle una explicación, pero simplemente estoy feliz por la mejora“, comentaba Schumacher.

Si el alemán lograse el título, sería su primer gran triunfo en monoplazas ya que en el pasado, en la F4 Italiana y en la ADAC F4 había terminado con la medalla de plata. “Voy paso a paso, solo pienso en la próxima carrera y en dar mi máximo allí. Para mi, lo más importante es ser un piloto completo“, concluía.