Los pilotos de Mercedes han mostrado una ligera ventaja respecto a sus rivales en las 2 primeras sesiones de libres en el Red Bull Ring de Spielberg, Austria, marcando mejores vueltas rápidas y un ritmo ligeramente más rápido en las tandas largas. Ferrari y Red Bull les siguen de cerca y entre ellos no se observan diferencias notables. Aún así, la previsión es que mañana sean las flechas plateadas y los de Maranello los que se disputen la “pole”, en un nuevo episodio de la lucha Hamilton-Vettel por el mundial.

En ambas sesiones ha habido muchos problemas con los pianos de la entrada y la salida de la última curva. Esto es debido a los elementos disuasorios que se encuentran más allá del piano, que ya han estado presentes en los últimos GPs de Austria. Estos elementos han sido responsables, entre otros, de la rotura del alerón delantero de Stoffel Vandoorne, del daño del fondo plano de Fernando Alonso, que ha requerido su sustitución o la rotura de la suspensión de Pierra Gasly, que ha provocado una bandera roja durante la segunda sesión de entrenamientos libres.

Los neumáticos ultrablandos han sido los más utilizados. Los equipos han calibrado las posibilidades de ir a 1 parada en la carrera arrancando con este neumático, cosa que parecía casi asegurada, pero la aparición de blistering, sobretodo en la segunda sesión, ha sembrado la duda en los equipos, que acabaran de valorar las posibilidades durante el sábado.

Los que mas han probado estos neumáticos han sido los Ferrari, que han dedicado la primera sesión de libres enteramente a este compuesto. En la segunda los han alternado, Vettel con los blandos y Räikkönen con los superblandos. Räikkönen y Bottas, han sido los únicos de arriba que no han utilizado el blando, en el caso de el de Mercedes, debido a que solo ha llevado 1 set de estos neumáticos, por lo que, en caso de utilizarlos en carrera, lo hará sin información de primera mano.

Por lo que respecta al grupo de los mortales, la primera sesión ha dejado una buena actuación de Sauber en el que el trabajo en el coche está dando frutos. Haas ha realizado un buen papel. En la primera sesión, Romain Grosjean ha marcado buenos tiempos montando el superblando y en la segunda sesión, tanto el franco-suizo como su compañero Kevin Magnussen, han logrado acercarse mucho a los Red Bull a una vuelta, montando ya los neumáticos ultrablandos.

Más discreto ha sido el papel de los Renault de Sainz y Hulkenberg, en un circuito donde el motor resulta primordial especialmente en la primera parte del circuito. Esto hace más discreto todavía el papel de Force India y especialmente el de Sergio Pérez. Han sido incapaces de progresar entre la primera y la segunda  sesión, sin sacar rendimiento a su motor Mercedes y no pudiendo superar claramente a los Renault.

Viernes de nuevo decepcionante para McLaren, que después de Canadá y Francia vuelve quedarse atrás en Austria. Siguen cayendo hacia el fondo de la tabla, peleando con Williams y Toro Rosso sin conseguir superarlos. La nota positiva de estos equipos ha sido Pierre Gasly, que ha conseguido situarse entre los 10 primeros en ambas sesiones.