La venta de Force India al conglomerada canadiense dirigido por Lawrence Stroll parece que no ha gustado en Rusia y es que Urakali, la empresa liderada por Dmitry Mazepin ha puesto en duda la buena practica de la operación, cosa que los administradores aseguran.

La escudería con base en Silverstone entró en concurso de acreedores después de que Sergio Pérez y el manager Julian Jakobi llevaran el caso a las altas cortes británicas durante el fin de semana del GP de Hungría.

Las cortes garantizaron el apoyo de Mercedes y BWT mientras los administradores tenían que buscar obligatoriamente un comprador. En menos de dos semanas, el consorcio de siete miembros liderados por Lawrence Stroll compró el equipo de Vijay Mallya, Sahara y Michiel Mol.

El equipo ha empezado a sufrir los primeros pequeños cambios y es que esta semana las redes sociales han despertado sin el ‘Sahara’ frente al nombre de Force India. No obstante, ahora en el equipo no es todo de color de rosa y es que otra empresa que luchaba por el control del equipo ha denunciado malas practicas en la operación.

La empresa Uralkali, dirigida por Dmitri Mazepin ha sacado a la luz un documento con una serie de estamentos que los administradores no habrían pasado.

Los estamentos dicen: “PJSC Uralkai como uno de los compradores de Force India Formula One Team Limited, por la presente notifica lo siguiente”.

“El 27 de julio de 2018, tras la solicitud de Brockstone Limited, uno de los acreedores de Force India, el Tribunal Superior de Justicia de Negocios y Tribunales de Propiedad de Inglaterra y Gales emitió una orden de Administración que incluía a Force India en concurso de acreedores”.

“El concurso de acreedores es un proceso de insolvencia formal durante el cual las actividades, negocios y propiedades de Force India son administradas por los administradores: Geoffrey Paul Rowley y Jason Daniel Baker (ambos de FRP Advisory LLP)”.

“Bajo la autoridad de la ley inglesa, los objetivos del concurso de acreedores son rescatar a Force India como una empresa ya en funcionamiento o, si eso no es posible, lograr un mejor resultado para las partes interesadas de la compañía en su conjunto”.

“Uralkali reunió un equipo de profesionales (incluidos abogados, contadores, expertos en insolvencia y un especialista en Fórmula 1) para preparar y presentar una oferta competitiva para Force India, que fue dirigida por el director independiente de Uralkali, Paul J. Ostling”.

“El 3 de agosto de 2018, Uralkali presentó una propuesta que comprende dos opciones:

1) rescatar a Force India como una empresa en marcha y adquirir una participación de control en Force India para salvar al equipo de la insolvencia; o

2) adquirir el negocio y los activos de Force India para permitir que el negocio continúe como negocio ya existente bajo el control de una nueva propiedad”.

“Ambas opciones propusieron fondos suficientes para satisfacer los reclamos de todos los acreedores en su totalidad e incluyeron un compromiso de proporcionar capital de trabajo significativo y un nuevo programa de inversión en un plazo de 5 años para garantizar el éxito de Force India.

“Durante el proceso de licitación y las discusiones con el administrador, Uralkali insistió en un proceso transparente y justo para garantizar la igualdad de oportunidades para cada comprador. En particular, Uralkali propuso que el proceso de compra se realizase a través de la presentación de sobres sellados con las mejores y últimas ofertas que se abrirían en presencia de los representantes designados por los licitadores interesados. Sin embargo, esta propuesta fue rechazada por los administradores”.

“Además, el 4 de agosto de 2018 (un sábado), el Administrador informó a Uralkali que solo consideraría la opción de rescate propuesta si Uralkali proporcionaba, antes de las 4 de la tarde del 6 de agosto de 2018 (es decir, en menos de un día hábil), un acuerdo vinculante con los accionistas de Force India para adquirir sus participaciones del equipo”.

“El Administrador también reconoció que la opción de rescate requeriría el consentimiento de 13 bancos indios, asesorados por TLT LLP, conforme con la medida cautelar impuesta por el Tribunal de Negocios y Propiedad de Inglaterra y Gales en relación a Force India”.

“El administrador estableció el mediodía, hora de Londres, del 17 de agosto de 2018 como fecha límite para obtener dicho consentimiento (es decir, solo dos semanas después de la fecha de la carta del administrador). A pesar de los mejores esfuerzos del equipo de Uralkali, los plazos mencionados no fueron alcanzables”.

“Tras nuestras conversaciones con los representantes de los accionistas, se hizo evidente para nosotros que la opción de rescate (al menos en las condiciones y dentro de los plazos establecidos por el Administrador y consistentes con nuestro propio código de integridad) no se pudo lograr debido a la complejidad de la estructura legal, el período prolongado de tiempo requerido para obtener el consentimiento de los 13 bancos indios y para obtener la aprobación de un tribunal del Reino Unido”.

“Uralkali presentó una propuesta actualizada el 6 de agosto de 2018 que, debido a las razones anteriores, ya no ofrecía una opción de rescate, sino que establecía una propuesta muy atractiva para comprar negocios y activos de Force India sobre una base de negocio en marcha”.

“Además, Urakali reiteró su compromiso de ofrecer una compensación en efectivo suficiente para pagar íntegramente a los acreedores de Force India y proporcionar una adicional que el administrador pudiera distribuir a las partes interesadas de Force India de conformidad con las leyes aplicables”.

“El espiritu de buenas prácticas y de cooperación para asegurar un buen futuro para el equipo y una estabilidad financiera para los trabajadores, la oferta final de Uralkali contenía propuestas de planes de evolución para el equipo e incentivos para los trabajadores”.

“Tras la presentación de nuestra propuesta, el administrador se negó a colaborar con el equipo de Uralkali, no respondió a llamadas telefónicas y correos electrónicos y se comunicó con Uralkali en un solo correo electrónico después del cierre del 7 de agosto de 2018, que había llegado a un acuerdo de exclusividad con otro postor con respecto a una propuesta para rescatar a la compañía”.

“A pesar de la expiración del plazo establecido por el administrador, no se presentó ningún plan de rescate ante el tribunal para su aprobación, lo que confirmó la opinión de Uralkali de que la opción de rescate no era alcanzable en el cronograma y en las condiciones propuestas. En estas circunstancias, es sorprendente que el administrador no haya intentado vincularse con Uralkali con respecto a su oferta por los activos y el negocio de Force India.

“Uralkali siempre enfatizó su deseo de aportar transparencia, buen gobierno corporativo y estabilidad financiera a Force India. A este respecto, Uralkali considera que el proceso llevado a cabo por el administrador puede no ser lo mejor para los acreedores de Force India y otras partes interesadas, y para el deporte en general”.

Fórmula Rapida se comunicó con el asesor de FRP, quien negó cualquier error en el proceso y reiteró que todos los postores involucrados tuvieron la misma oportunidad de pujar para comprar el equipo.

“A todos los demandantes se les dio la misma oportunidad de presentar el mejor trato para Force India. A lo largo de todo el proceso, nosotros hemos seguido de cerca nuestros deberes y objetivos legales como administradores y contamos con el asesoramiento de un asesor legal experimentado”, concluyó.