El equipo de MotoGP, Marc VDS, ha roto el contrato de su jefe de equipo, Michael Bartholemy, justo antes de iniciar el Gran Premio de Francia en el circuito de Le Mans. Las disputas entre él y el dueño del equipo, Marc Van der Straten, por la gestión de recursos de la estructura fueron presentes desde el pasado GP de España en Jerez, lo que ha acabado comportando el despido del jefe de equipo.

Tras múltiples rumores, Bartholemy salió al paso el lunes y en un comunicado aseguró que mantendría su rol en el equipo, negando las disputas anteriores. Citado el lunes en Ginebra por Van der Straten, el encuentro se canceló y el belga tenía decidido ir a Le Mans para desarrollar sus funciones. Sin embargo, Marc VDS se adelantó y le suspendió antes de la llegada a Francia.

“El martes 15 de mayo, los abogados del Sr. Marc Van der Straten me notificaron que el contrato que existe entre nosotros se canceló con efecto inmediato. Esta notificación se produjo después de que se hicieron acusaciones contra mí durante el fin de semana del Gran Premio de España en Jerez, mencionando varias cantidades. Al final Van der Straten solo solicitó que justificara facturas por menos de 24.000 euros, lo cual hicimos de inmediato, proporcionando detalles completos de cada pago. Por tanto, no existían motivos legales para la romper el contrato e indiqué que de hacerlo era unilateralmente”, dijo Bartholemy en un nuevo contrato para anunciar su salida del equipo.