1:38.916. Este es el tiempo que ha permitido que Marc Márquez fuera el más rápido en los segundos tests de MotoGP, tras los tests oficiales de Michelin, en el Circuit de Barcelona – Catalunya. El “tro de Cervera” ha marcado este registro en la antepenúltima vuelta, de un total de 88, para arrebatárselo por una milésima a Andrea Iannone.

Un Andrea Iannone, que apenas rodó 37 vueltas, segundo en los tests que siguió demostrando su competitividad en el mundial. El italiano sorprendió tras finalizar los tests por delante de las dos Reale Avintia Racing de Tito Rabat (1:39.362) y Danilo Petrucci (1:39.488). El catalán dobló en vueltas al italiano, pues en el final de la sesión el resultado era de 82 y 41 vueltas realizadas respectivamente.

En la primera parte del test oficial, Márquez salió a pista con una moto negra para probar alguna cosa relacionada con el tren delantero. El actual campeón del mundo no pudo dar explicaciones sobre qué estaban trabajando. Según informa motogp.com, Honda estuvo trabajando con nuevos apéndices aerodinámicos; a demás de cuatro motos de Gran Premio. Marc rodó con su habitual compañera de batallas para preparar la siguiente carrera, Assen, después de quedar segundo en el Gran Premio Monster Energy de Catalunya por detrás de Jorge Lorenzo y delante de Valentino Rossi.

En relación a Movistar Yamaha, el equipo no quiso dar muchos detalles, ni aclararlos, sobre qué estaban trabajando. Todo apunta que, sobretodo, invirtieron más tiempo en la mejora de la electrónica de la moto aunque precisamente la escudería japonesa, tiene muchos frentes abiertos para seguir afrontando lo que queda de temporada. No obstante, la primera Yamaha que encontramos no es otra que la de Johann Zarco, a seis décimas (quinta posición) de Márquez. La segunda la de Viñales, que entró a ocho y se colocó noveno. Valentino Rossi acabó en décimo cuarta; algo muy diferente a lo que había hecho en carrera.

Una de las escuderías protagonistas de este fin de semana, Ducati, se ha ausentado en esta jornada. El campeón de la carrera, Jorge Lorenzo, atendió ayer un evento promocional de una marca de gafas de sol. No obstante, las Ducati satélite del Alma Pramac Racing y el Reale Avintia Racing sí que rodaron la pista barcelonesa. El equipo italiano (Alma Pramac) trabajó con piezas nuevas para mejorar la puesta a punto de la MotoGP.

Jack Miller aprovechó la jornada sobretodo para mejorar la frenada. El Reale Avintia dividió la sesión en dos: la primera parte fue para probar y mejorar las suspensiones y por la tarde, hacer un simulacro de carrera para mejorar sensaciones. Algo parecido hizo Aprilia Racing Team Gresini.

Las caídas también estuvieron presentes en el test, aunque sin consecuencias para los pilotos. A lo largo de la tanda de pruebas, se fueron al suelo Takaaki NakagamiDanilo PetrucciPol Espargaró.