Ayumu Iwasa y Matteo Nannini se llevan los triunfos de la F3 en Hungría. Lorenzo Colombo sumó los primeros puntos para Campos después de perder la victoria por una decisión de comisarios. Hauger sigue líder y aumenta su ventaja.

Jonny Edgar partía desde la pole en la primera carrera en Hungría. Lorenzo Colombo, de Campos Racing, le acompañaba en primera fila. Por detrás salían Ayumu Iwasa, Olli Caldwell, Logan Sargeant y Alex Smolyar, cerrando la tercera fila.

En los primeros metros, Colombo salía mal, pero pronto cogía el rebufo de Edgar y trataba de rebasarle cuando el de Red Bull se pasaba de frenada en la curva 1. En el intento de adelantamiento, Edgar empujaba al límite a Colombo que casi se iba a la hierba.

Tras los primeros giros, Edgar mantenía el liderato, seguido de cerca por Colombo e Iwasa. Caldwell y Sargeant completaban el top5 provisional, mientras que Hauger era noveno y Vesti décimo.

Pese a la disponibilidad del DRS, la dificultad para adelantar era alta. Colombo lo intentaba sobre el líder de la carrera al alcanzar la vuelta 5, pero no tenía éxito y lo seguiría intentando en posteriores giros.

Era la vuelta 8 cuando el monoplaza de Edgar se quedaba parado, dejando el liderato en bandeja a Colombo.

Las dificultades para adelantar, pese a las escasas diferencias y la posibilidad de DRS, dejaban una tabla de tiempos estable, sin cambios de posición. Así, llegando al último tercio de carrera, Colombo lideraba sobre Iwasa y Caldwell. Sargeant y Novalak les seguían de cerca, con Hauger séptimo y Vesti noveno.

Otros nombres destacados, como David Schumacher, Juan Manuel Correa o Arthur Leclerc rodaban en octava, 14ª y 15ª posición respectivamente.

En la vuelta 16, Frederik Vesti se quedaba parado al final de recta debido a la caja de cambio, obligando a salir a pista al coche de seguridad. Este abandono suponía un importante cambio en el campeonato, favoreciendo especialmente a Hauger.

La carrera se relanzaba con 4 vueltas por delante. Colombo, líder y con la vuelta rápida en su haber, conservaba su posición mientras Hauger, por detrás, se la jugaba por el exterior para ser sexto.

Finalmente, Colombo cruzaba la meta en primera posición. Iwasa y Caldwell completaban el podio. Por detrás, el líder del campeonato, Dennis Hauger, terminaba sexto. Schumacher, Leclerc y Correa terminaban octavo, 13º y 14º respectivamente. Enzo Fittipaldi, 12º, saldría desde la pole en la carrera de la tarde.

Tras la carrera, los comisarios sancionaban a Colombo con 5 segundos por no respetar la distancia reglamentaria en la resalida con el coche de seguridad. Una sanción que le ha privado de una victoria que ha ido a manos de Iwasa.

Nannini triunfa; Hauger vuelve a demostrar su superioridad.

Para la segunda prueba, Fittipaldi partía desde la pole, con Stanek segundo. Nannini, Doohan, Schumacher y Colombo completaban las tres primeras filas.

Mateo Nannini salía con mucha velocidad y trataba de colocarse líder sin éxito, teniendo que conformarse con el segundo lugar provisional. Por su parte, Colombo perdía dos posiciones para ser octavo.

Tras los primeros giros, Fittipaldi lideraba por delante de Nannini, Stanek, Doohan y Schumacher. Hauger era séptimo por delante del primer Campos.

El de HWA no se lo pensaba dos veces y atacaba pronto a Enzo para colocarse primero. Mientras comenzaba a distanciarse, Fittipaldi comenzaba a sufrir ante la presión de Stanek y Smolyar.

La dificultad para adelantar volvía a ser evidente y se superaba el ecuador de carrera sin cambios en la tabla de tiempos.

Era la vuelta 16 cuando David Schumacher lanzaba el ataque a su compañero de equipo Doohan, al que adelantaba en la curva 2. Hauger, que iba con el cuchillo entre los dientes, también lo intentaba sobre el de Charouz hasta conseguirlo dos vueltas más tarde.

Los neumáticos de Doohan comenzaban a sufrir, siéndole imposible hacer una férrea defensa de su posición. De esta forma, Colombo y Novalak le superaban para ser séptimo y octavo respectivamente.

Hauger se erigía como héroe del día, sumando un adelantamiento más sobre Schumacher para ascender a la quinta posición. Su regularidad, consistencia e inteligencia al adelantar le están permitiendo ser líder absoluto del campeonato, con una enorme diferencia sobre Caldwell, segundo en la general.

Finalmente, Nannini se llevaba el triunfo por delante de Fittipaldi y Stanek. Smolyar era cuarto y Hauger quinto.