El revuelo de los medios de comunicación durante las últimas hora es más que evidente. Ayer saltaba la noticia que Marc Márquez explicaba que, en 2016, Lin Jarvis le dijo al líder provisional de MotoGP que no sería piloto de Yamaha. A demás, esto se magnificó cuando su hermano Álex era candidato a ocupar el lugar del nuevo equipo de Yamaha satélite en la categoría reina.

A pensar que Márquez lo comentó entre risas pero con un tono serio durante el Gran Premio de Silverstone en una televisión italiana, el jefe de Yamaha en los circuitos de MotoGP ha querido responder al piloto de Cervera. El británico fue requerido para contestar a los comentarios del catalán a cerca del “veto” a la escudería japonesa.

Jin Jarvis explicó que su prioridad es hablar de los problemas reales del equipo y de sus pilotos. Recordemos que Yamaha acumula un total de 21 carreras sin subir a lo más alto del podio; por lo que está a punto de superar su peor racha en cuanto a victorias.

A demás, Jarvis dijo que no había hablado con Márquez pero que, independientemente que se hubiese realizado dicha conversación, el propio piloto oficial del Repsol Honda ya reconoció que su hermano mayor no está todavía preparado para dar el salto a la categoría reina. Por ello, Yamaha decidió descartarlo tan rápidamente.

Hoy es un día para hablar de las cosas reales por lo que yo querría hablar de los verdaderos pilotos que tiene este equipo. No he hablado con Marc, con lo que no puedo decir nada. Es verdad que hubo otros pilotos que pudieron ser elegidos en este proyecto. El propio Marc ha dicho que su hermano puede no estar listo para dar el paso a MotoGP, con lo que él no es tan fuerte para ser la elección número 1. De todos motos, tener un hermano en nuestro equipo cuando el otro hermano está con nuestra competencia, no tiene sentido.