La temporada 2019 de IndyCar ha empezado por todo lo alto en St. Petesburgo y nos ha traído la victoria de Josef Newgarden que se convierte en el primer líder del año. El podio lo han completado el vigente campeón, Scott Dixon, y el hombre de la “pole”, Will Power.

Tras una buena salida, Will Power aprovecharía su ventaja de salir en “pole” para situarse primero, seguido de Rosenqvist y Newgarden. El vigente campeón, Dixon, se situaría 4º mientras Rossi sería 5º. Tan solo harían falta 11 vueltas para ver las primeras paradas hechas por las últimas unidades. En la vuelta 14 entraría el líder por culpa del abandono de Bourdais que podría haber provocado una amarilla.

Sin embargo, eso no fue así y Rosenqvist heredaría el liderato, con el otro Penske pegado. El número 10 de Ganassi tardaría solo 3 vueltas en entrar dando a Newgarden el liderato. En la 18 sería el turno de Newgarden y Dixon de entrar, Rossi era nuevo líder pero con una diferencia de tan solo 15 segundos sobre Power, que dejaba a 5s al Ganassi. Tras la parada del #27, Kanaan se colaría por delante de los Andretti en 5ª plaza.

EL siguiente abandono si provocaría la salida del Pace Car. Era provocado por Ryan Hunter-Ray que tendría problemas de motor en su Andretti. En la reanudación, Felix Rosenqvist cogería el liderato en la primera curva seguido de Power que parecía perder terreno con el sueco. Les seguirían Newgarden, Dixon y Rossi. Pero poco duraría la bandera verde cuando sucedía el primer accidente que dejaba fuera a Ed Jones y a Matheus Leist, este último no podía evitar chocar contra el #20 de Carpenter que se había estrellado contra el muro.

En la reanudación, no habría movimientos de posiciones pero si ataques. Rosenwvist parecía no tener rival y abriría hueco de nuevo. Las últimas unidades entraban a partir de las vueltas 42 para intentar ir con estrategia distinta mientras los primeros seguían hasta la vuelta 50, donde Rossi y Power serían los primeros en entrar. Una vuelta más entraría Rosenqvist pero saldría detrás del Penske por poco. Pigot se situaba, sin parar, haciendo el tren delante de ambos. Los grandes beneficiados eran Newgarden y Dixon. El vigente campeón pararía en la 54, asegurando el ponerse delante de Rosenqvist y justo detrás de Power.

Tras su parada, Newgarden era el nuevo líder, pues después de Pigot, Power se encontró con Andretti que sin parar hacía tapón en segunda plaza. En la vuelta 58, los Ganassi atacarían a Power, pasando Dixon al Penske #12. El debutante, Rosenqvist, no sería capaz de pasarlo. El #2 de Penske, por su parte, lideraría con mano de hierro abriendo un hueco de  9s con Scott Dixon. En la vuelta 79 tendríamos la parada de Hinchcliffe que abrirá la ventana para los lideres. Una vuelta después parararía Newgarden, dejando a Dixon primero. Sin embargo, el neozelandés pararía en la 81 junto a Power y Rossi, para que en una vuelta más lo hiciera también el otro Ganassi, recuperando así el liderato Newgarden.

Pero la gran ventaja del Penske se iba reduciendo y poco a poco el #9 de Ganassi se acercaría al #2 de Penske. Pero no sería suficiente y Josef Newgarden sería el ganador del Firestone GP de St. Petesburgo y por tanto el primer líder de la IndyCar 2019. Segundo sería Scott Dixon, seguido de Will Power, Felix Rosenqvist y Alexander Rossi.