Ryan Hunter-Reay ha ganado en Pocono Raceway su segunda victoria esta temporada en la IndyCar Series. El piloto de Andretti Autosport le acompaña al podio Newgarden y Montoya en una carrera muy accidentada que ha beneficiado al colombiano por ampliar su dsitancia en el campeonato. La carrera a estado marcada por el accidente de Justin Wilson que ha quedado inconsciente.


Hoy era la última carrera del campeonato en un óvalo, y al igual que el año pasado, en el último óvalo del año, Helio Castroneves salía desde la pole position ante sus rivales en Penske, Pagenaud y Power, mientras que Montoya salía decimonoveno y su máximo rival en el campeonato, Graham Rahal, salía desde el quinto lugar.

En el gran triángulo que es Pocono, Castroneves igual que en el último óvalo, Iowa, hacía una salida en falso que tenía que repetir de nuevo, y espectacularmente, el brasileño no juntaba el grupo y debía repetirse de nuevo. En la tercera salida, Power tomaba el liderato pero Newgarden lo cerraba por el exterior y tomaba el liderato de los tres Penske.

Los abandonos enseguida empezarían, Pippa Mann (Dale Coyne Racing) sufría un problema en la caja de cambios que la hacía abandonar. Problemas también para Stefano Coletti (KV Racing Technology), lo habitual para el piloto monegasco en óvalos. Mientras tanto, Juan Pablo Montoya con 10 vueltas ya había remontado hasta el decimocuarto lugar, lejos todavía de Newgarden (CFH Racing), Pagenaud, Castroneves, Wilson (Andretti Autosport) y Power que se habían escapado del resto.

En la vuelta 29, Newgarden que al liderar la carrera sufría más desgaste que el resto, era el primero en abrir las paradas en boxes en la vuelta 29. A continuación lo haría todo el mundo, cuando aparecía un caution, provocado por Jack Hawksworth (AJ Foyt Enterprises) que perdía la rueda trasera izquierda al salir del pit lane. Este hecho ya hacía cambiar y mucho las cosas, ya que los Penske, junto con Sage Karam (Chip Ganassi Racing) no se habían parado a box, y lo harían dentro de esta bandera amarilla.

Esto permitía a Newgarden volver al liderato, seguido de Wilson, Muñoz (Andretti Autosport), Dixon (Chip Ganassi Racing) y Kanaan (Chip Ganassi Racing) en el top 5, los Penske bajaban a la duodécima, decimotercera, decimoquinta y decimosexta posición.

Newgarden mantenía el liderato en la vuelta 37 cuando volvía la bandera verde, pero la carrera quedaba neutralizada de nuevo ya que Sébastien Bourdais (KV Racing Technoogy), provocaba un error de principiante, rodando demasiado por el exterior de la curva 1 y haciendole perder el control de su coche e impactar contra el muro. Esto desvanecía cualquier posibilidad para el 3 veces campeón de la Champ Car, en su lucha por el título de este año.

Con esta situación en la vuelta 39, algunos pilotos rodaban atrasados en la clasificación como Vautier (Dale Coyne Racing), Castroneves y los dos AJ Foyt Enterprises. Cuatro vueltas más tarde, la carrera se reanudaba con un Justin Wilson que superaba a Newgarden, pero el estadounidense le devolvía la jugada en la siguiente curva.

Carlos Muñoz tenía hambre de victoria e intentaba superar a Wilson sin éxito, y ayudaba a Kanaan a superarlo a él, así como también le superava Wilson por el segundo lugar y después hacía lo mismo con Newgarden por el liderato de la carrera. Muñoz lo volvería a probar con Hunter-Reay y Wilson, lo que conseguía antes de iniciar la segunda parada de la carrera que hacían en primera instancia, Kanaan y Newgarden, donde el piloto de CFH Racing le conseguía superar en el pit lane. No tan bien le iba a Rahal que perdía 30 segundos en el pit lane, ya que la gasolina no entraba en el coche. Es la tercera vez consecutiva que el piloto de Rahal Letterman Lanigan Racing tiene problemas en el box de un óvalo, donde se veía obligado a remontar de nuevo.

La jugada de los pit stops le salía perfecto a Simon Pagenaud que pasaba a liderar la carrera, seguido de Hunter-Reay, Kanaan y Montoya. Castroneves, gracias a su tardía parada, conseguía volver al top10, y a continuación remontaría hasta el liderato de la carrera, una gran remontada para un piloto que había rodado fuera del top10 en vueltas anteriores, donde estaba Newgarden.

Cuando Castroneves conseguía casi dos segundos de ventaja sobre Kanaan, en ese momento Hawksworth y Kimball (Chip Ganassi Racing) chocaban entre ellos, provocando el tercer caution de la carrera. Con esta situación, todos los pilotos entraban en box, en una situación muy loca, en que los Penske de Castroneves y Pagenaud salían ganado, a diferencia de su compañero, Will Power que hacía un trompo en medio del pit lane. Esta situación ayudaba a Rahal a desdoblarse y volver a la lucha por la victoria.

En la vuelta 93 volvía la bandera verde por poco tiempo, ya que Rahal y Vautier chocaban en la curva 3 por culpa de una lucha donde Wilson no dejaba espacio a los dos pilotos que ha obligado a Vautier a meter parte del coche en el césped, donde no ha podido evitar el toque con su compañero de Honda. Esto ha provocado el quinto caution de la carrera, en un circuito donde los últimos años sólo ha sufrido uno o dos.
Antes del accidente, Kanaan, Pagenaud y Karam habían conseguido superar a Castroneves. La bandera verde volvía a mitad de carrera, donde Kanaan era superado por Pagenaud y a este el avanzaría Sage Karam. El piloto de Pensilvania se detenía en el box 5 vueltas después de conseguir el liderato y una vuelta antes del sexto caution, causado por un intento de adelantamiento demasiado agresivo por parte de Jakes (Schmidt Peterson Motorsport) con Carpenter (CFH Racing) que perdía el alerón trasero. El piloto de Indianápolis se detenía en el box al igual que casi todos los pilotos menos Chaves (Bryan Herta Autosport), Wilson y Power que pasaban al liderato de la carrera.

En la vuelta 115 volvía la lucha, donde Power hacía una exhibición de adelantamiento por el exterior a Chaves para tomar el liderato de la carrera, sin embargo el australiano después se dejaba pasar para conservar gomas. El colombiano se detenía en la vuelta 129 dejando la carrera en manos del campeón del 2012, Hunter-Reay. Cuatro vueltas más tarde saldría el Pace car de nuevo, esta vez era Kanaan quien al tocar la línea blanca en la curva 1, perdía el control de su coche e impactaba contra el muro.
Y de nuevo, todo el mundo dentro los boxes menos Kimball y Chaves, Pagenaud y Karam eran los grandes beneficiados, al contrario de Power que salía mal del pit stop y bajaba hasta el séptimo lugar. Del séptimo caution enseguida pasaríamos al octavo por culpa de Marco Andretti (Andretti Autosport), el único piloto que hasta ahora había completado todas las vueltas del campeonato.

Con 50 vueltas por terminar la carrera y 23 cambios de liderazgo, Pagenaud se defendía de una manera impresionante y mantenía el liderato de la carrera. Pero vueltas más tarde perdería esta posición con Ryan Hunter-Reay. Pero otro caution aparecía por culpa de un lobo, el lobo “tricky” que había entrado en la pista. Esto causaba la más que posible última parada en box para todo el mundo, menos Briscoe (Schmidt Peterson Motorsports) y Wilson.

Pero como dice el dicho, “yellows brings yellows”, “banderas amarillas causan banderas amarillas” y esta vez el afectado era Castroneves tras una bandera verde donde se metían hasta 8 coches en paralelo. Mala suerte de nuevo para Castroneves que se queda colgado en la lucha por el campeonato, un campeonato que parece nunca llegar para el brasileño.

A falta de 28 vueltas volvía la bandera verde, Hunter-Reay no conseguía mantener el liderato, que ahora pasaría a ser de Takuma Sato (AJ Foyt Enterprises) pero por poco tiempo, ya que Karam alcanzaba la posición preferente una vuelta más tarde.

Pasadas 7 vueltas con un Karam que tenía un sólido liderazgo de la carrera, perdía el control de su coche y chocaba con Justin Wilson, un accidente muy fuerte. Por parte de Karam, salió un poco mareado a consecuencia del impacto, mientras que Wilson no podía salir del coche al quedar inconsciente por culpa del impacto de un trozo del alerón trasero de Karam contra su cabeza. Acto seguido, el helicóptero le ha trasladado al hospital. El impacto ha sido a una velocidad de 330 km / h.

Después de muchas vueltas tras el Pace car, la carrera volvía a la bandera verde a falta de 7 vueltas. Sin nada que perder, Hunter-Reay remontaba del cuarto al primer lugar, mientras que Newgarden se situaba segundo, seguido de Montoya y Power. Chaves perdía aceite de su monoplaza y provocaba el, ahora ya sí, último caution de la carrera.

Esto permite a Hunter-Reay ganar por segunda vez este año, Newgarden y Montoya completan el podio, mientras que el resto de supervivientes son: Power, Muñoz, Sato, Pagenaud, Briscoe, Dixon y Jakes. El resto retirados.

Montoya amplía a 34 puntos la distancia con Rahal, aunque como la última carrera del campeonato es de doble puntuación, hay cuatro pilotos más que pueden ganar el campeonato, entre ellos están Dixon (a 47 puntos), Power (a 61 puntos), Castroneves (a 77 puntos) y Newgarden (a 87 puntos).

La próxima y última carrera del campeonato tendrá lugar la próxima semana en el Sonoma Raceway, donde la puntuación será doble.

Manténgase a la espera de FormulaRapida.net para cualquier novedad que salga sobre Justin Wilson.