La F1 ha publicado una cifra que muestra el incremento de los fans que asistieron a las carreras de los grandes premios en 2018 respecto a 2017. El GP de Gran Bretaña fue el que tuvo más público, por delante del GP de México en cuanto a asistencia general.

Hay un crecimiento general del 2,7% de fans que asistieron a las carreras en 2018 a diferencia de 2017. Cuatro grandes premios vieron un aumento promedio de más del 10 por ciento en asistencia, con el GP de Azerbaiyán liderando con el +31.6% seguido del GP de Austria (+27,6%), el GP de Japón (+20,4%) y el GP de Canadá (+11,4%).

Las 21 carreras recibieron la visita de un total de 4,093,305 aficionados. El GP de Gran Bretaña fue el que más tuvo con 340.000, seguido por el GP de México (334.946), el GP de Australia (295.000), el GP de EE.UU (263.160), el GP de Singapur (263.000), el GP de Bélgica (250.000) y GP de Hungría (210.000).

El promedio de asistencia de un fin de semana durante la temporada fue de 194.919 personas. En cuanto a las cifras del domingo, la asistencia total fue de 1.702.959 con 81.093 de promedio. Gran Bretaña volvió a ser el que más con 140.500, seguido de México con 135.407.

El GP de EE.UU vio a 111.580 fans y en seis carreras el porcentaje de incremento llegó a las dobles cifras: Azerbaiyán (+29,1%) por delante de Austria (+25,2%), Bahréin (+22,1%), Canadá (+21,.4%), Japón (+19,1%) y Hungría (+10,1%).

La pérdida del GP de Malasia se compensó con la incorporación del GP de Francia y el GP de Alemania: la carrera asiática tuvo una asistencia de 110.604, pero las dos carreras europeas vieron 150.000 en Le Castellet y 165.000 en Hockenheim respectivamente.

El jefe de operaciones comerciales de la F1, Sean Bratches dijo: “Con casi 200.000 espectadores en cada Gran Premio, y más de 80.000 preparando las gradas para las carreras del domingo durante toda la temporada, demuestra que estos grandes números se comparan favorablemente con otros eventos deportivos importantes, lo que confirma una tendencia de crecimiento.

“Estamos particularmente complacidos con los resultados y la investigación llevada a cabo a lo largo de la temporada con respecto a los niveles de satisfacción de los espectadores, ya que demuestran que nuestros esfuerzos para atraer a los fanáticos están funcionando bien”.

“Todo el espectáculo de un fin de semana de Gran Premio, la carrera de Fórmula 1, todas las series de apoyo y las actividades entorno a la pista, constituye una gran experiencia para los fanáticos, como confirman las cifras de asistencia e investigación.

“Creemos firmemente que la Fórmula 1 tiene un gran potencial que aún no se ha explotado por completo y estamos totalmente comprometidos a mejorar la experiencia de los fanáticos en el futuro”. Junto con los datos anteriores, también se publicaron los datos en comparación con otros deportes.

“Los 81.093 espectadores por cada domingo de carrera es casi el doble de los que vieron la Bundesliga (promedio por partido 44.657) y la Liga de Campeones (46.630 de promedio) en su temporada 2017/18”.

“Los días de carrera de Fórmula 1 tuvieron un mejor promedio de asistencia, incluso en comparación con la NFL, que registró un promedio de 67.405 en 2017/18, y el evento deportivo más importante de este año, la Copa Mundial de Fútbol en Rusia, con un promedio de 47.371 por partido con un máximo de 78.011 para la final en Moscú”.

Además, la encuesta de aficionados realizada durante las carreras seleccionadas arrojó estos resultados: “En 15 de los 16 eventos en los que se llevó a cabo la investigación, el 70% de los espectadores consideraron la experiencia como muy agradable”, con un máximo del 90% en el Gran Premio británico ​​y 85% en Austria.

“Estas dos carreras, junto con las de Bélgica, Hungría e Italia, produjeron el mayor incremento en la satisfacción de los espectadores, con un aumento de entre el 4 y el 14% en comparación con el año pasado”. La investigación también confirmó que un promedio del 65% (+3% en comparación con 2017) de los espectadores consideró que la experiencia brindada durante un fin de semana de carrera fue “muy buena o muy buena relación calidad-precio”.

“La carrera en el Red Bull Ring mostró el mayor incremento respecto al año pasado en términos de relación calidad-precio, con un aumento del 25%, mientras que en Monza aumentó significativamente, un 11%, y en Spa-Francorchamps aumentó un 8%”.