Alexander Rossi ha ganado la edición número 100 de las 500 millas de Indianápolis en un final de locos en que los pilotos se han ido quedando sin gasolina.

Por fin llegaba la carrera más esperada de la historia. La edición número 100 de las 500 millas de Indianápolis que tenía a James Hinchcliffe (Schmidt Peterson Motorsports), Josef Newgarden (Ed Carpenter Racing) y Ryan Hunter-Reay (Andretti Autosport) saliendo desde la pole position.

La salida era muy limpia con mucho respeto entre los pilotos, Ryan Hunter-Reay protagonizaba una muy buena salida consiguiendo el primer lugar seguido de Hinchcliffe, Bell (Andretti Autosport) y Josef Newgarden.

Hinchcliffe y Hunter-Reay se irían avanzando el uno al otro vuelta tras vuelta, mientras que por detrás destacaba la remontada de Tony Kanaan (Chip Ganassi Racing) que salía decimoctavo y se situaba en la séptima posición en la duodécima vuelta.

Nos acercábamos a la primera parada en boxes y Simon Pagenaud (Team Penske), comenzaba a escalar posiciones hasta llegar a la quinta posición.

La primera parada en boxes la harían Hunter-Reay y Hinchcliffe en la vuelta 28, dejando el liderato de la carrera para Newgarden, quien se detenía en la vuelta 31. El piloto de Ed Carpenter Racing veía como perdía la posición con Pagenaud durante el pit stop.

Una vez realizadas todas las paradas en la vuelta 33, Hunter-Reay era el líder de la carrera, seguido de Pagenaud, Newgarden, Bell y Muñoz (Andretti Autosport). El gran perjudicado era Hinchcliffe que bajaba a la sexta posición.
Townsend Bell se beneficiaría de los problemas con los doblados, superando a Ryan Hunter-Reay en la vuelta 42. Cinco vueltas más tarde aparecía la bandera amarilla por primera vez, debido a unas piezas depositadas en la recta de atrás.

Esto propiciaba la segunda parada en box para todos los pilotos que rodaban en vuelta de líder, Hunter-Reay conseguía salir por delante de Pagenaud, seguido de Bell, Newgarden y Hinchcliffe que superaba a Muñoz. En aquella situación de boxes, Power (Team Penske) y Kanaan sufrían un toque pero sin consecuencias.

En la vuelta 54 la bandera verde se reiniciaría, Pagenaud en esta salida sería el gran damnificado al verse dentro de un doble adelantamiento con Bell por el exterior y Newgarden por el interior. El francés bajaría hasta la séptima plaza.

Bell intentaría conseguir el liderato de la carrera y lo haría, pero perdería posición en beneficio de Hinchcliffe que superaría el americano y Hunter-Reay para volver al liderato en la vuelta 60. Cuatro vueltas más tarde, Montoya (Team Penske) provocaba un nuevo caution.

El ganador de la edición del año pasado, perdió el control en la curva 2, impactando él solo contra el muro. Una pena para Montoya que de las tres ediciones que había competido, había conseguido ganar dos. Al igual que antes todo el mundo entraría en box menos Power y Carpenter (Ed Carpenter Racing), Hinchcliffe lograba salir por delante de Hunter-Reay, Castroneves (Team Penske), Bell y Newgarden.

Pagenaud en los boxes, saldría de manera poco segura, tocándose con Aleshin (Schmidt Peterson Motorsports) y Kanaan. Con esta maniobra el francés era sancionado en dejarse adelantar por todos.

La bandera verde volvería a la vuelta 75, Power perdía la primera posición en beneficio de Hinchcliffe. El piloto de Penske iría perdiendo posiciones. Hinchcliffe lideraba seguido de un Hunter-Reay que controlaba el ritmo por detrás. El piloto de Andretti tomaría el liderato de la carrera al verse atacado por Castroneves. El tres veces campeón de la carrera se situaba en el liderato de la carrera en la vuelta 89.

Por detrás, múltiples remontadas como la de Sage Karam (Dryer & Reinbold Racing) que se situaba séptimo, mientras que Servià (Schmidt Peterson Motorsport) y Pagenaud que habían sido penalizados conseguían avanzar hasta la decimoquinta y la decimoctava posición respectivamente.

Pero Karam cuando alcanzaba la cuarta posición impactaba contra el muro de la curva 2 en la vuelta 94. Esto causaba la cuarta parada en boxes, donde evidentemente entaron todos. Castroneves salía primero del pit, seguido de Hunter-Reay, Hinchcliffe, Bell y Andretti (Andretti Autosport).

En la vuelta 100, Castroneves lideraba la carrera seguido de Hunter-Reay, Hinchcliffe, Bell, Andretti, Kanaan, Newgarden, Muñoz, Aleshin y Dixon (Chip Ganassi Racing). La bandera verde volvía a la vuelta 105, Hunter-Reay robaba la cartera a Castroneves por el primer lugar, mientras que Kanaan ya se situaba en tercera posición. El famoso “TK” ganador de la edición de 2013, pasaría a liderar la prueba en la vuelta 108.

Kanaan luego perdería el liderato en beneficio de Bell, y bajaría hasta la séptima plaza. El “caution” volvía a la vuelta 114 por un trompo de Aleshin y Daly (Dale Coyne Racing). Y otra vez los boxes eran muy concurridos, esta vez la cosa acabaría mal entre los Andretti de Hunter-Reay y Bell. Bell tocaba a Castroneves dentro del box y perdería el control del coche, junto a Hunter-Reay y quedándose ambos clavados en el pit lane. Los dos tras liderar buena parte de la carrera se quedaban con una vuelta menos.

Por delante, Castroneves lideraba virtualmente (a la espera de la parada de Rossi y Tagliani) seguido de Hinchcliffe, Kanaan, Andretti, Newgarden, Muñoz y Rahal (Rahal Letterman Lanigan Racing), aunque Hinchcliffe le sacaba el liderato con la bandera verde.

Rossi no se detenía y seguiría en pista a rebufo de Bell -vuelta perdida, alcanzando una distancia de 1 segundo y medio sobre Castroneves, pero Rossi se detendría en box en la vuelta 128 dejando a Castroneves el liderato de la carrera, seguido de Kanaan, Hinchcliffe, Muñoz y Newgarden.

Los pit stop se iniciaban de nuevo para penúltimo vez en la vuelta 149, momento en que aparecía la bandera amarilla por culpa de una rueda desprendida en el coche de Buddy Lazier (Lazier/Burns Racing). Situación comprometida ya que unos pilotos si se habían detenido a box y otros no. Los que no eran peces gordos como Muñoz, Sato (AJ Foyt) y Dixon.

Después de que todo el mundo se detuviera a box, Castroneves lideraba seguido de su compatriota Kanaan, Newgarden, Hinchcliffe y Bourdais (KV Racing Technology). La bandera verde volvería a falta de 42 vueltas, Castroneves se vería superado por Kanaan y Newgarden que tomaba el liderato de la carrera por primera vez.

La lucha se intensificaba y Kanaan volvía al liderato siendo muy presionado por Hinchcliffe. Por detrás Castroneves veía como su alerón trasero se rompía, el brasileño se veía obligado a detenerse en boxes en plena bandera verde. Pero un caution causado por Sato al tocar el muro le dejaba una nueva oportunidad para no perder tanto tiempo.

Los boxes volvían a ser concurridos y Castroneves lograba cambiar el alerón trasero, perdiendo muchas posiciones. Hinchcliffe salía primero de box, por delante de los Ganassi de Kanaan y Dixon. Hildebrand (Ed Carpenter Racing) pasaba a liderar la carrera tras no detenerse a box.

La carrera se reiniciaba a falta de treinta y tres vueltas para el final, Hildebrand se veía superado por Kanaan y presionado por su compañero Newgarden, que también lo superaría. Kanaan y Newgarden se escapaban de los otros en una lucha directa por la victoria a pesar de no tener suficiente gasolina para llegar a meta.

A falta de 20 vueltas, Newgarden superaba a Kanaan por el primer puesto, pero el brasileño le haría la misma maniobra tres vueltas más tarde. Esta lucha ayudaba a Hildebrand a pegarse de nuevo al grupo, superando a Kanaan. Pero el estadounidense se detenía a box a falta de 15 vueltas para el final.

Kanaan dejaba este ritmo tan fuerte y veía como era Muñoz quien se acercaba a Newgarden y le superaba a falta de 9 vueltas para el final. Mientras que la mayoría de pilotos se detenían a box para meter gasolina como Kanaan, Rahal o Dixon.

A falta de 4 vueltas Newgarden también se detenía a box mientras que Muñoz lo haría una vuelta más tarde. Rossi pasaba a liderar la carrera por delante de Bourdais que se detenía a falta de dos vueltas.

Rossi seguía en pista pero rodando muy lento ahorrando gasolina, atrás Muñoz y Newgarden se las arreglaban para atraparlo pero no era suficiente, Alexander Rossi lograba la victoria.

Alexander Rossi pasará a la historia por ser el campeón de las 500 millas de Indianápolis en la edición número 100, siendo el primer rookie que se hace con la victoria desde Castroneves en 2001.

Carlos Muñoz y Josef Newgarden completan el top3 con Kanaan cuarto, seguido de Kimball, Hildebrand, Hinchcliffe, Dixon, Bourdais y Power. Undécima posición por Power, seguido de Castroneves, Servià, Andretti, Rahal, Chilton, Hawksworth, Tagliani, Mann, Pagenaud y Chaves.

En el campeonato de pilotos, Pagenaud mantiene el liderato en el campeonato con 283 puntos, 60 más que Scott Dixon y 68 más que Castroneves. Con el tercer lugar, Newgarden sube al cuarto lugar a 74 puntos. Rossi gracias a la doble puntuación de esta carrera sube a la sexta posición en el campeonato.