Todo el mundo lo situaba fuera de la Formula 1 pero Daniil Kvyat ha podido encontrar un hueco para mantenerse en el ‘Gran Circo’. El ruso será el nuevo piloto de desarrollo de la Scuderia Ferrari durante este 2018. 


Daniil Kvyat no ha tenido una trayectoria fácil en la Formula 1. Tras debutar con Toro Rosso en 2014 y hacer una buena campaña, el año siguiente con la marcha de Sebastian Vettel de Red Bull a Ferrari, el ruso pudo ascender al equipo principal pero se encontró con un Red Bull descafeinado. Los resultados no llegaron, tan solo un podio en Hungría y el año 2016 en la China, y con el terremoto que dio la llegada de Max Verstappen, le acabaron bajando de nuevo al ‘equipo B’ para dejarle su puesto al holandés, que ya en la primera carrera logró una inesperada victoria en Montmeló.

Finalmente, tras tristes y discretos resultados durante el último año y medio en Toro Rosso, tras mitad de la pasada temporada el ruso fue substituido del equipo por Pierre Gasly, a quién remplazó en Estados Unidos por los compromisos del francés en la Super Formula japonesa, siendo su última carrera en la F1. Tras ello, vio como Toro Rosso definía su alineación de 2018 con Gasly y el repescado Brendon Hartley, e intentó dar caza a un asiento en Williams que nunca llegó.

Por ello, toda la comunidad de la Formula 1 daba por hecho que el ruso no volvería, pero se equivocaron. La Scuderia Ferrari ha anunciado su fichaje como piloto de desarrollo para la presente temporada y el ruso ejercerá el rol con funciones en el simulador y posiblemente en alguna jornada de test.

Esta maniobra recuerda a la que también hicieron al repescar a Jean-Eric Vergne tras su salida del programa de Red Bull, quién acabó abandonando la formación de Maranello y yendo a parar a la Formula E.

Hoy, Kvyat se mostraba muy satisfecho con esta noticia al publicar en su Twitter “Hora de buenas noticias hoy”. Poco después, Ferrari hacía el sorprendente anuncio a la espera de dar más detalles sobre esta nueva incorporación, que con ello se juntará con Antonio Giovinazzi como pilotos reservas del equipo.