Dejamos ya atrás el Gran Premio de Bélgica y ponemos foco al GP de Italia. Sebastian Vettel y Ferrari son los grandes favoritos a la victoria, Mercedes también estará en la lucha. Quién seguro que no disputará la victoria es Red Bull. Daniel Ricciardo ya comentó que el equipo sufriría en Monza y con la penalización, el australiano saldrá desde atrás de la parrilla. 

El motor Renault limita mucho al equipo austriaco y es que la unidad de potencia francesa no tiene ni rendimiento ni fiabilidad. Al igual que este fin de semana, Daniel Ricciardo comentó que el próximo año con Renault tocará sufrir y es que no ve a los de Enstone luchando por victorias.

Es evidente que el australiano quiere un monoplaza fuerte, pero parece que ha aceptado un paso atrás para dar más tarde tres hacia delante. “Es cierto que si no estás en un coche competitivo no es tan divertido“, comentaba Ricciardo.

El australiano no perdía la oportunidad para dar un toque a la FIA y pedir más lucha entre pilotos: “Me gustaría poder luchar con otros coches y que haya mas pilotos luchando por la victoria para demostrar quien es el mejor“.

Ricciardo acepta que el próximo año no será bueno, pero no niega que su objetivo sigue siendo ser campeón del mundo: “Sigo queriendo ganar el campeonato de pilotos. Siendo realistas, el próximo año va a ser muy difícil. Obviamente Ferrari y Mercedes han sido los que realmente han luchado por la victoria”.

Aún acreditar que el primer año en Renault no será fácil, Ricciardo mantiene la ilusión para 2020: “De corto a medio plazo, Renault me ha motivado, están desarrollando muchas cosas en la fábrica y ver donde están gastando me demuestran que realmente quieren ganar. Es un proceso que están evolucionando rápidamente“.

Ricciardo sufrirá el próximo año en Renault cuando el Gran Circo viaje a Monza, al igual que lo hará este fin de semana con Red Bull.