El único piloto español que tendremos este año en la Formula 1 empezó de forma oficial su nueva etapa en McLaren esta semana en el test de pretemporada en el Circuit de Barcelona-Catalunya. Pese a que no pudo rebajar su mejor tiempo desde el lunes, Sainz ha quedado satisfecho de esta primera toma de contacto.

McLaren ha completado una primera semana de test bastante alentadora en comparación al dramático final de temporada de 2018. Ya sin Fernando Alonso, la escudería de Woking se plantó en Montmeló con un monoplaza totalmente renovado, el MCL34 propulsado por motor Renault, y con dos pilotos nuevos.

Con tantos cambios parecía difícil que el equipo pudiera estar entre los mejores en esta primera toma de contacto de la pretemporada. Sin embargo, Carlos Sainz y Lando Norris demostraron en los dos primeros días que el equipo había llegado preparado para rodar a buen ritmo con continuidad y para rebajar el crono con el neumático blando.

Tanto Sainz el lunes como Norris el martes superaron las 100 vueltas y acabaron en segunda posición tras los Ferrari de Sebastian Vettel y Charles Leclerc al final de la jornada. “Hemos trabajado mucho y en el motorsport no hay secretos. El que se prepara acaba teniendo su recompensa”, declaró Sainz.

El piloto madrileño ya se había estrenado con McLaren en el test de postemporada de Abu Dabi, pero todavía no había probado el MCL34. En Montmeló, Sainz ha completado un total de 209 vueltas con el nuevo coche. “De Abu Dabi a Barcelona hay 10ºC de diferencia y el asfalto cambia mucho. Es difícil comparar, tendría que poner los dos coches al lado para poder explicar la diferencia”, decía el único español de la parrilla.

Después de estar en boca de todos el lunes y el martes, el equipo británico le costó mucho rebajar sus cronos el miércoles y el jueves. De hecho, Sainz no pudo mejorar su registro del lunes. Aún así, se mostraba optimista. “Valoro la cantidad de vueltas y el feeling con el coche, más que el tiempo. Soy un piloto muy de feeling y sé qué con este coche puedo ir rápido. Ahora ya sé cuáles son los puntos fuertes del coche y vamos a trabajar”, explicó Sainz.

También quiso valorar su experiencia en McLaren con respecto a los otros equipos donde estuvo y declaró lo siguiente: “Me gusta como  trabajan en Woking, la atención al detalle, lo limpio que lo tienen siempre todo, como cuidan al detalle en cosas como hacer el asiento. Son gente muy profesional, se nota que han ganado mundiales, que hace 6-7 años ganaban carreras y estoy muy contento.”