El piloto de eDams ha sido el más rápido en los primeros entrenamientos libres del ePrix de Punta del Este, seguido de Sam Bird y de Lucas Di Grassi. Accidentada primera sesión, que se ha llegado a detener hasta en 3 ocasiones.


 

Buemi comenzó ya desde el principio de la sesión en cabeza, en esta nueva versión del circuito de Punta del Este, el cual ha sido modificado en la primera chicane, que ahora es más lenta, y tiene 3 vértices.

Pasados los primeros 10 minutos de sesión, Vergne se quedaba parado, empezando los problemas para el equipo Virgin, quienes han sido los protagonistas negativamente de esta sesión. Fue necesario detener la sesión dos veces, la primera para retirar el coche, y la segunda porque Vergne se “perdió” dentro del circuito, y no encontraba ninguna salida.

Oliver Turvey se quedó parado en la entrada del pit lane, pero esta vez no fue necesario parar la sesión para retirar el coche.

A falta de 12 minutos para el final, Lucas Di Grassi se colocó al frente de la tabla de tiempos, posición que no le iba a durar mucho tiempo ya que Sam Bird, con una buena vuelta, se la iba a quitar instantes más tarde.

Pero hoy no iba a ser el día de ninguno de los pilotos de Virgin, ya que 4 minutos más tarde, el británico golpeaba fuertemente el muro después de romper la suspensión delantera con un piano.

Con 4 minutos para el final, se reanudó la sesión, tiempo más que suficiente para que Sebastien Buemi pudiera dar una vuelta con la máxima potencia de su eDams, destrozando todos los registros anteriores y sacándole más de un segundo al segundo clasificado.

Tras el francés han acabado en esta primera sesión de libres Bird, Di Grassi, Vergne, Frijns, Prost, Sarrazin, D’Ambrossio, Duval y Piquet Jr.

La segunda sesión de libres será hoy a las 14:30 CET.