El piloto suizo del equipo Renault e.Dams ha ganado el ePrix de Punta del Este tras una carrera magistral, saliendo quinto, adelantando en la pista a todos sus rivales e imponiendo un ritmo demoledor. Le han acompañado en el podium Di Grassi, que ha sido segundo y D’Ambrosio, tercero.


 
Jerome D’Ambrosio mantuvo la primera posición en la salida, mientras por detrás, Bird salió como un cohete y avanzó una posición tras superar a Duval, que no traccionó muy bien al comienzo de la carrera. Durante la primera vuelta no hubo ningún incidente destacable ni grandes cambios de posición.

En la vuelta 3, Bruno Senna (Mahindra Racing) pinchó uno de sus neumáticos traseros, quedándose sin opciones a hacer un buen resultado, ya que perdió casi una vuelta al pasar por boxes para sustituir la rueda reventada. Muestras de este problema fueron que Da Costa y Frinjs adelantaron con suma facilidad al piloto brasileño.

Buemi estaba rodando muy rápido, después de una muy buena salida donde pasó a Di Grassi, en la vuelta 5 hacía lo mismo con Duval, que bajaba a la cuarta posición de la clasificación y que ahora estaba siendo ahora por el piloto brasileño del equipo ABT.

Dos vueltas más tarde, el suizo superó también a Bird, y estaba justo detrás de D’Ambrosio, con un ritmo muy superior al del resto de pilotos. El piloto británico de Virgin se vio superado también por el Dragon Racing de Duval.

Entrábamos en la vuelta 9 y Buemi superaba a D’Ambrosio para situarse primero, mientras, por detrás Duval, Bird y Di Grassi se disputaban la tercera posición. El compañero de equipo de este último, Daniel Abt, perdió dos posiciones a favor de Prost y Da Costa. En este punto de la carrera, las cargas de las baterías estaban muy igualadas, entorno al 24%.

Di Grassi superó a Bird con un fantástico adelantamiento en la penúltima curva. Una vuelta más tarde, los problemas de Senna continuaron cuando se fue contra el muro cuando iba a ser doblado por Buemi. Por suerte, esta acción no molestó a los líderes de la carrera.

En la vuelta 17 comienza el baile de paradas en boxes. Tan solo una vuelta después, los líderes enfilan el pit lane. Di Grassi con una fantástica parada adelantó a los dos Dragon Racing para colocarse segundo, por detrás de Buemi quien mantuvo el liderato. Bird adelantó a Duval en boxes, pero su coche se quedó parado en el segundo sector del circuito, y pese a que pudo resetear el coche y reemprender la marcha, finalmente se quedó de nuevo parado en la recta de meta y tuvo que abandonar.

Bird no pudo continuar en carrera y fue necesario neutralizar la carrera con una “full course yellow” para retirar su coche de la pista. La carrera se relanzó con 11 vueltas para el final, y con Di Grassi mucho más cerca de Buemi que antes del FCY, lo cual dejaba el final aún más interesante. Pero el piloto de Renault e.Dams era mas rápido que Di Grassi, y comenzó a distanciarse poco a poco.

Con todas las posiciones del podio decididas, la lucha estaba entre Piquet y Vergne por la octava posición. El francés tenía el “Fan Boost” pero no pudo parar el coche en la curva 8, y después de adelantar al brasileño, perdía de nuevo la posición. Pero unas curvas más tarde, el de NextEV TCR perdió el control de su coche e impactó fuertemente contra el muro en la curva número 15, cediendo la posición a Vergne y poniendo fin a la carrera.

Buemi ganó cómodamente seguido de Di Grassi, D’Ambrosio, Duval, Prost, Da Costa, Vergne, Abt, Sarrazin y Frijns. Con este resultado en tierras uruguayas, Buemi es el nuevo líder del campeonato por tan sólo un punto sobre Di Grassi.