El piloto de Toro Rosso y ex piloto de Porsche en el WEC, competición en la que participará esta temporada el piloto español, ha hablado para soymotor.com sobre las posibilidades de Alonso en las 24 horas de Le Mans.


Hartley no tiene ninguna duda de que Fernando Alonso será competitivo en el WEC. El piloto neozelandés ha corrido con Porsche en la competición y que ha cosechado dos títulos mundiales en 2015 y 2017, y la preciada victoria en las 24 horas de Le Mans de la pasada temporada.

Brendon asegura que Fernando será sin duda rápido porque “es uno de los mejores pilotos del mundo”, y sobretodo le avisa de uno de los grandes problemas que se va a encontrar, el tráfico: “Algo que uno ha de entender es que ha de ser paciente con el tráfico. Has de tomarte tu tiempo para entender los coches que hay. Puede que eso sea frustrante al principio, pero en el WEC no sólo hay una carrera, sino que hay varias y entre todas ellas debe haber respeto. Has de ser eficiente pero también agresivo. Hallar ese equilibrio lleva un tiempo. Encontrar ese equilibrio es lo más difícil”, decía el piloto de Toro Rosso.

El principal objetivo de Fernando Alonso al participar en la temporada del WEC, es llegar preparado y con experiencia a la gran cita del certamen, las 24 horas de Le Mans. Precisamente Hartley ha ganado la prueba y describía así la experiencia: “Son 12 meses de trabajo para una única carrera. Cuando llegas ahí, representas a Porsche y eso lo notas. Sabes que basta con un pequeño error para acabar con el trabajo de tantísima gente. Le Mans es un fin de semana muy potente, con muchas actividades programadas. Llegar descansado a la carrera ya es todo un reto”, afirmaba Hartley

El de Toro Rosso también ha querido comparar las dos competiciones que alternará Alonso a lo largo de 2018 y que él mismo hizo a finales de la temporada pasada, la F1 y el WEC: “Con los compañeros de Le Mans puedes ser abierto. Puedes compartir conocimientos. Formas parte del equipo y creas un vínculo. Es una relación bastante diferente a la que puedes tener en la Fórmula 1. En Toro Rosso me siento parte del equipo y me llevo muy bien con Pierre Gasly, pero la relación como compañeros es diferente”, decía Hartley que añadía otra diferencia, esta vez respecto a los neumáticos: “Con los Pirelli has de aprender muchas cosas si quieres extraer todo su rendimiento. Ésa es parte de tu trabajo como piloto. Y hacer un fin de semana completo en Fórmula 1 es muy duro, porque hay mucha competitividad y muchos elementos que puede que los aficionados no lleguen a ver”, concluía Brendon.

El piloto neozelandés también hablo sobre una de las polémicas que ha rodeado la F1 en estos últimos tiempos, el Halo: “En el WEC hubo problemas de visibilidad en el pasado. Hicieron algunos cambios para que los pilotos estuviéramos sentados en una posición más elevada, porque era difícil ver los vértices de las curvas. La visibilidad de un LMP1 es mucho peor que la de un Fórmula 1, porque existen puntos ciegos. Probé el halo en los Libres de México y no fue un problema en absoluto”, decía Hartley.

Brendon correrá su primera temporada completa al lado de Pierre Gasly, en la que espera seguir aprendiendo, aunque como bien dice él, “con los pies en el suelo”.