El pequeño de los hermanos Márquez ha demostrado su habilidad con los mandos, proclamándose ganador de la primera carrera virtual. Tras él, ha finalizado el italiano Pecco Bagnaia. Maverick Viñales ha cerrado el podio.

La situación provocada por el Covid-19 nos deja a todos los amantes del motociclismo sin acción en pista. No obstante, la dirección del mundial y 10 de sus pilotos se pusieron de acuerdo para hacernos la espera un poco más amena pactando una carrera virtual disputada con el juego de MotoGP 2019 para Playstation.

El Circuito escogido para disputar la carrera fue Mugello. A las tres en punto de la tarde los pilotos encendían sus dispositivos para conectar en directo y empezar la sesión clasificatoria de 5 minutos. De esta forma se configuró la parrilla, que finalizó con Fabio Quartararo como poleman, seguido de Pecco Bagnaia y Maverick Viñales.

Los pilotos hablaban entre sí en español. «Creo que se me ha roto el motor», bromeaba Aleix Espargaró. «¿Hay ‘long lap penalty’?», preguntaba Rins. «No», le contestaba Marc. «Si la hubiera, Marc no acababa», le soltaban al ocho veces campeón del mundo. «Qué tensión», bromeaba Álex. «Poned penalizaciones duras, se van por lo rojo», añadía Viñales.

El caos se desató cuando se apagaron las luces, con Quartararo, Alex Márquez y Bagnaia lanzados hacia la primera curva de San Donato. ‘El Diablo’ tomó cierta ventaja pero acabó perdiendo el tren delantero de la M1, llevándose también por delante a su futuro compañero Viñales. «Qué cabrón tío, me has tirado» le soltaba Mack.

Pecco pasaba a Álex, que se lo devolvía. La carrera quedaba sentenciada ya en la primera vuelta, con Álex en cabeza. Las Suzuki se caían. «Eso es muy feo eh, lo que has hecho a tu compañero», se lamentaba Mir. «Lo siento tío, estaba nervioso», se disculpaba Rins. Álex Márquez paralelamente, bromeaba «Dirección de Carrera tendrá faena eh».

Álex hacía vuelta rápida en la mitad de la prueba y Marc se ponía tercero. «Marc voy a por ti, eh», le soltaba Rins, que iba en su caza. Lecuona se caía. Fabio empezaba a remontar. Viñales se caía cuando era cuarto e iba pegado a Marc Márquez, pero segundos más tarde Maverick pasaba a Marc.

Lecuona se caía… otra vez. «Ostia Lecuona, no paras de caerte eh», comentaba Rins, a lo que Aleix Espargaró añadía: «Hervé (Poncharal) no tiene para recambios». Mientras, a dos vueltas para el final, Fabio se pegaba a Rins y Mir soltaba: «Tírale Fabio». Álex le replicaba: «Compañerismo, cabrón». Joan se picaba: «¡Lo que me has hecho tú!». «No te he tirado» replicaba Rins. «No, me ha tirado mi prima Rita», zanjaba bromeando Mir.

Pecco se caía cuando iba segundo. «Cazzo» (cojones), se lamentaba. «Me estáis jodiendo horas de rodillo», decía Aleix. «¿Max, quieres jugar tú?», le decía a su hijo de dos años. «Madre mía, que mal», se reía. En ese momento, Fabio superaba a Marc Márquez.

«¿Cuándo va a ser la próxima carrera de MotoGP? Lo digo para ir practicando», bromeaba Rins. A lo que Álex Márquez, en primera posición y entre risas, contestaba: «El domingo que viene otra a las dos, ¿no?». El #73 se escapaba y ganaba fácil, sin complicaciones y sin rival. «Pobres perros, no los has sacado en dos días por estar jugando», bromeaba Aleix. «Ya los saca Marc», se reía.

En las últimas posiciones, Aleix y Lecuona se picaban: «Si te caes un par de veces más, te gano», le soltaba el #41 al rookie. «Para la siguiente me voy a viciar mucho eh», decía Lecuona.

La clasificación final fue la siguiente: 1º. Álex Márquez; 2. Pecco Bagnaia; 3º. Maverick Viñales; 4. Fabio Quartararo; 5º. Marc Márquez; 6º. Álex Rins; 7º. Joan Mir; 8º. Miguel Oliveira; 9º. Iker Lecuona; 10º. Aleix Espargaró.

Tras la carrera, los pilotos comentaron entre ellos la jugada. «Mi único objetivo era no caerme, sabía que no era el más rápido. Un top 5 en Mugello está bien», bromeaba Marc Márquez. «Va, ¡tú no te conformas con eso!», le decía Fabio. El hermano del #93, bajo el mismo techo, le metía caña: «Mi único objetivo era ganar a mi compañero de equipo. Espero mantener el liderato en la próxima carrera». 

No era como esperábamos dar el pistoletazo de salida al mundial, pero hemos disfrutado mucho de esta carrera tan poco habitual que han disputado los pilotos de MotoGP. Nos han brindado un rato muy divertido y muy agradable. ¡No podemos esperar para ver la siguiente!